El pulpo Paul: la estupidez humana vs. la inteligencia pulpesca (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Cómo sobrevive el camello bactriano

El conejo: ¿Un espejismo de la superviviencia?

Duna, el precio de la excelencia canina (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Animales, mascotas y productos veterinarios

Aclaremos que no debe tomarse la hipótesis de la inteligencia paranormal de los pulpos a broma o como descabellada ni mucho menos. Existen casos documentados de actividad paranormal en humanos, ¿entonces porqué no podría existir en los pulpos siendo que son una especie probadamente inteligente a cierto nivel? Citemos de Wikipedia para el que no lo sepa:

"Se considera a los pulpos los invertebrados de mayor inteligencia, teniendo estos un sistema nervioso muy desarrollado (2/3 se encuentra en el cerebro y el resto está en los brazos). Su capacidad para resolver problemas, sortear obstáculos y memorizar patrones ha sido comprobado en varias oportunidades por científicos de todo el orbe. Son capaces de aprender observando, cosa que queda más que demostrada luego de ver al pulpo imitador en acción, quien adopta diferentes formas de animales venenosos para no ser molestado. Una gran cualidad es que todos sus conocimientos (de supervivencia) los adquirieron por sí mismos, ya que sus progenitores mueren luego de que los huevos eclosionan; a diferencia de los vertebrados donde el conocimiento se trasmite de generación en generación. Hay quien opina que, hablando de animales, la inteligencia es la capacidad de aprender de la experiencia y resolver problemas. A este respecto, Jacques-Yves Cousteau dijo: «La timidez del pulpo es una reacción racional basada sobre todo en la prudencia. [...] Si el buceador es capaz de demostrarle que es inofensivo, perderá la timidez enseguida, más rápido que cualquier otra especie salvaje». El pulpo es el invertebrado con mayor desarrollo del cerebro y los ojos. Al igual que el ser humano, enfoca la vista con precisión y se adapta a los cambios de luz. Además, su lóbulo óptico, que interpreta la información visual [nota nuestra: ¿significa eso que puede ver a través de la pecera y reconocer a los que lo observan?], y su magnífico sentido del tacto le permiten tomar decisiones muy inteligentes. Diversos científicos afirman haber visto pulpos aprendiendo a destapar botellas para sacar un crustáceo y a desenroscar tapas de tarros de comida. En el Acuario de Vancouver (Canadá) había uno que todas las tardes se metía por el desagüe para comerse los peces del estanque contiguo. Con respecto a su inteligencia, el libro Exploring the Secrets of Nature (Los secretos de la naturaleza) señala: “Aunque solemos atribuir a los primates los mayores niveles de inteligencia, hay pruebas de que los pulpos también figuran entre los seres más inteligentes”.[cita requerida]"

Se especula también con otras teorías que explican la capacidad de este pulpo, citamos de Wikipedia:

"[...], personas entendidas en el tema consideran que el pulpo podría estar influenciado por sus cuidadores de tal manera que acertase los partidos en función de lo que estos dictaminasen, pues seres vivos de estas características pueden ser fácilmente manipulables por medio del estado de la comida (en este caso bivalvos) aunque cabe destacar que la capacidad predictiva de los cuidadores de ninguna manera podría calificarse de infalible.[22] (Véase Clever Hans)"

Citamos sobre Clever Hans, también de Wikipedia:

"Clever Hans (en alemán, Hans der Kluge) fue un caballo famoso en Alemania a principios del siglo XX, del que se alegaba que era capaz de realizar operaciones aritméticas (por ejemplo sumar, multiplicar, dividir, trabajar con fracciones etc.) y otras tareas intelectuales (por ejemplo decir la hora, calcular el calendario, distinguir tonos musicales etc.). El caballo hizo grandes presentaciones públicas donde le hacían consultas matemáticas y el animal "respondía" correctamente pateando en el suelo. La fama de Hans der Kluge el caballo matemático traspaso fronteras haciéndose conocido con el nombre en inglés de "Clever Hans" (Inteligente Hans). (Gracias a él en psicología se bautizó el Efecto Clever Hans). Ante las dudas de los científicos sobre la supuesta inteligencia animal se creo una comisión especial encabezada por el psicólogo Oskar Pfungst en 1907. La investigación formal demostró que el caballo en realidad no realizaba estas tareas mentales, pero miraba la reacción de sus observadores humanos. Pfungst descubrió en su metodología de investigación, que el caballo respondía directamente a señales involuntarias en el lenguaje corporal del entrenador humano, que tenía las facultades para solucionar cada problema. El entrenador era completamente inconsciente que él proporcionaba tales señales. En honor a Pfungst la anomalía descubierta fue bautizada como el efecto Clever Hans y ha seguido siendo importante en el conocimiento del efecto de observador-expectativas, la Observación participante y, posteriormente, estudios en la cognición animal."



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com