El Gea

Cancela Australia el desarrollo de chícharos transgénicos debido a que dañaban ratones

Por Greenpeace México.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Australia canceló el desarrollo de chícharos transgénicos que contenían un gen de frijol para resistencia a los gorgojos del chícharo, debido a que un estudio (1) encontró serios impactos a la salud en ratones a los que alimentaron con dicho alimento. Este chícharo fue desarrollado durante diez años y considerado "seguro" hasta que este estudio demostró lo contrario, dio a conocer Greenpeace.

"Lo más importante de este estudio es que demuestra que sustancias inofensivas en una planta pueden ser nocivas si se las transfiere a otras usando ingeniería genética. El estudio australiano muestra claramente que la técnica imprecisa, azarosa y riesgosa de la ingeniería genética puede alterar la toxicidad de una proteína inofensiva y causar daños a la salud de quienes consuman este tipo de alimentos", dijo Areli Carreón, coordinadora de la campaña de consumidores de Greenpeace México.

Pese a que la química de la proteína producida en los chícharos transgénicos es casi la misma que la producida en el frijol, la estructura de la proteína cambió inesperadamente en la planta transgénica. Los investigadores encontraron que los chícharos transgénicos provocan alergias en los ratones: cuando inhalaron la proteína se les inflamaron los pulmones y cuando la comieron se hicieron más sensibles a sufrir alergias a los alimentos. Ninguno de estos efectos ocurre con la proteína natural de los frijoles, pero los cambios que sufrió al ser manipulada genéticamente e introducida en los chícharos incrementaron su potencial para causar alergias.

"Las compañías biotecnológicas y las autoridades sanitarias mexicanas se han dedicado a repetir que no existen daños comprobados a la salud por el consumo de transgénicos. Este estudio comprueba daños y revela cómo esta tecnología puede producir efectos impredecibles e inesperados. Con este hallazgo se confirma que los transgénicos son un invento de laboratorio que no debe ser usado como alimento ni liberado al ambiente, en donde puede contaminar nuestros alimentos", agregó Carreón.

"En México las autoridades sanitarias autorizaron irresponsablemente la venta de 31 transgénicos distintos de maíz, soya, papa, jitomate, canola, algodón y alfalfa para consumo humano. Ni las autoridades ni los ciudadanos sabemos si esos transgénicos están causando daños en la salud, debido que no se hicieron estudios y a que nadie sabe quién se los está comiendo. Los propios consumidores no saben que están poniendo estos alimentos riesgosos en la mesa de sus familias. Esto es inaceptable", dijo Carreón.

Peor aún, Greenpeace dio a conocer la semana pasada que ninguna de las autoridades de México con atribuciones para controlar la entrada de transgénicos al país (Sagarpa, Salud, Hacienda) se está haciendo responsable por verificar qué tipo de transgénicos entran al país para el consumo humano, lo que significa que además de los 31 transgénicos autorizados sin ningún análisis serio que garantice su inocuidad, nuestros alimentos podrían contener transgénicos no aptos para el consumo humano.

"Urgimos a las empresas fabricantes de alimentos en México a que instalen mecanismos para evitar el uso de transgénicos riesgosos en los alimentos que los mexicanos estamos adquiriendo en los supermercados. ¡Los mexicanos no queremos riesgos en nuestras mesas! ¡Los consumidores exigimos seguridad en los alimentos que llevamos con tanto esfuerzo a la mesa de nuestras familias!", concluyó Carreón.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©