El Gea

Transgénicos en mi mesa ¡NO! (III)

Por Greenpeace México.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Los ingredientes de origen transgénico disponibles comercialmente que estamos monitoreando en las compañías de alimentos en México son:

1. Maíz, como materia prima, aceite, almidón, jarabe o alta fructosa.

2. Soya, como materia prima, aceite o lecitinas.

3. Algodón, como aceite proveniente de semillas.

4. Canola, como aceite.

Adicionalmente vigilamos la presencia de papa, jitomate y alfalfa transgénicos, que a pesar de no ser producidos a escala comercial, cuentan con autorización para consumo humano en nuestro país, por lo que podrían encontrarse en alimentos fabricados en México.

¿Existe algún riesgo de salud con el consumo de transgénicos?

Los riesgos para la salud de los transgénicos no han sido evaluados correcta ni suficientemente y sus impactos a mediano y largo plazo siguen siendo desconocidos. Hasta el momento se han constatado los siguientes efectos sobre la salud:

1. La aparición de reacciones alérgicas por introducción de nuevas proteínas en los alimentos, como ocurrió en el 2000 en Estados Unidos con la fuga de maíz Starlink. Todos los alimentos contaminados con Starlink fueron retirados de los supermercados.

2. Aparición de resistencia a antibióticos en bacterias patógenas para los seres humanos. Los transgénicos pueden transferir a las bacterias resistencia a determinados antibióticos como la amoxilina, reduciendo la posibilidad de que esos medicamentos nos curen. La Asociación Médica Británica ha recomendado prohibir el uso de marcadores con resistencia a antibióticos presentes en los transgénicos.

3. Daños comprobados en ratas que comieron maíz transgénico MON863. El maíz MON863, de la transnacional Monsanto, causó daños en ratas que lo comieron, tales como incremento de glóbulos blancos en la sangre de los machos, glóbulos rojos insuficientes e inmaduros en hembras, un incremento significativo de azúcar en la sangre de las hembras y mayor frecuencia de deformaciones en los riñones de los machos, además de peso reducido e inflamaciones. Pese a estos daños comprobados, la autoridad sanitaria mexicana (la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, adscrita a la Secretaría de Salud), aprobó este maíz para consumo humano y no ha realizado investigaciones para saber si podría haber daños en humanos, ni ha tomado medidas para evitar riesgos. Los mexicanos estamos comiendo este maíz sin saber en qué alimentos ni en qué cantidad.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©