¿Vuelve la nuclear? (VI)


Foto no disponible
Dr. José Santamarta Flores

Lecturas sugeridas

Las centrales atómicas japonesas son las más seguras del mundo (I)

Consejos ecológicos para ahorrar agua (I)

¿Cómo conocer la edad de un árbol? (I)

Los ritmos de la naturaleza

Ecoreligión, impuestos y cambio climático

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Situación actual (año 2006)

Estados Unidos: no ha habido encargos de nuevos reactores desde octubre de 1973 que no hayan sido cancelados. En los últimos 40 años las compañías eléctricas han cancelado 120 reactores, con una potencia de 132 GW. Las 104 centrales nucleares existentes en 2006, con una potencia inferior a la cancelada, producen el 20% de la electricidad. Se han cerrado 23 centrales nucleares, y no hay ninguna en construcción.

Francia: cuenta con 59 centrales nucleares, otras 11 cerradas y ninguna en construcción. La deuda de la empresa pública Electricité de France asciende a cerca de 25.000 millones de euros. La sobrecapacidad instalada, los problemas de seguridad y de residuos y los costes de la deuda, hipotecan el futuro de un sector nuclear mantenido con las subvenciones públicas directas e indirectas, y una falta total de transparencia. En 2007 el gobierno tratará de iniciar la construcción de un nuevo reactor, quizás para intentar revivir la moribunda industria nuclear francesa, en un país donde el desarrollo de la energía eólica, a diferencia de Alemania y España, es nulo.

Japón: cuenta con 56 centrales y una capacidad de 47,8 GW. En 1999 se produjo uno de los mayores accidentes nucleares en una fábrica de combustible nuclear, y en 2004 murieron 4 trabajadores en la central nuclear de Fukui. En diciembre de 1995 el reactor rápido de Monju sufrió un grave accidente. La creciente oposición, los costes crecientes, varios accidentes graves y la falta de lugares, en un país que sufre frecuentes terremotos, hipoteca el futuro nuclear. Sólo hay un reactor en construcción y la inmensa mayoría de la población es antinuclear.

Antigua URSS: el accidente de Chernóbil y la crisis económica casi han acabado con la industria nuclear en Rusia, país que firmó un contrato con la Siemens para el desarrollo de un nuevo tipo de reactor, el VVER 640. Unas 50 centrales nucleares en construcción o en avanzado proyecto fueron paralizadas después de Chernóbil. Los reactores en funcionamiento en Rusia, Ucrania, Lituania y Armenia plantean graves problemas de seguridad, al igual que los de la misma tecnología existentes en Bulgaria y Eslovaquia.

Alemania: los 6 reactores existentes en la Alemania oriental, después de la unificación, fueron cerrados, y los 5 en construcción abandonados. Desde hace 30 años no se encarga ninguna nueva central. El movimiento antinuclear siempre ha sido potente. El gobierno de socialdemócratas y verdes preveía cerrar las 19 centrales nucleares existentes en los próximos años, compromiso que no ha sido cuestionado por el nuevo gobierno de coalición entra la derecha y la socialdemocracia. Ya se han cerrado 19 centrales nucleares, quedan 17 en funcionamiento y ninguna en construcción.

Canadá: la construcción de nuevos reactores está paralizada, tras cancelarse varios proyectos en la provincia de Ontario. Hay 18 reactores en funcionamiento, 7 cerrados y ninguno en construcción.

Reino Unido: una prueba de lo ruinosos que son los programas nucleares fue la imposibilidad de privatizar las centrales nucleares inglesas. No hay planes para construir ninguna nueva central nuclear, aunque el gobierno lanza periódicamente globos sonda, como sucede en la mayoría de los países, donde los grupos de presión del sector nuclear siempre tienen un gran eco en los medios de comunicación controlados por los grandes empresarios. Tiene 23 reactores en funcionamiento, otros 22 cerrados y ninguno en construcción.

Suecia: tras el referéndum de 1980 los planes son cerrar las 13 nucleares suecas antes del año 2010. Ya se han cerrado tres, y sólo quedan 10 en funcionamiento.

Corea del Sur: en 2006 había 20 centrales nucleares y actualmente no construye ningún nuevo reactor. En 1988 tuvo lugar la primera manifestación antinuclear en la historia del país. En enero de 1996 el municipio de Yonggwang retiró la autorización para construir dos centrales nucleares. Recientemente se supo la intención del gobierno de construir bombas nucleares.

España: la moratoria definitiva desde enero de 1995 de 5 centrales nucleares que nunca funcionarán (Trillo II, Valdecaballeros I y II y los dos grupos de Lemóniz) ha costado a los consumidores más de 10.000 millones de euros. El negocio siempre fue la construcción, aunque nunca funcionasen las centrales nucleares. Ya se encargó el estado de hacer pagar a los consumidores. Los planes del PSOE de Zapatero son cerrar paulatinamente las 9 centrales existentes. Zorita se cerrará en 2006, y las organizaciones ecologistas presionan para cerrar Garoña. A pesar de los globas sonda, en los ocho años de gobierno del PP no se inició la construcción de ninguna nueva central nuclear. Una cosa es el minuto de gloria y un titular por alguna declaración a favor de nuevas centrales nucleares, y otra muy distinta es hacerlas, obtener las licencias, la financiación y vencer la previsible oposición de la inmensa mayoría de la población, que en un 96% no quiere más centrales nucleares.

Bélgica: los 7 reactores producen el 55% de la electricidad del país. No hay planes para aumentar el parque nuclear.

Taiwan: las 6 nucleares producen el 32% de la electricidad. Los planes para construir dos reactores en Yenliao se han retrasado. En septiembre de 1994 un policía murió en una manifestación antinuclear, y la oposición antinuclear es cada vez mayor.

China: tiene 9 centrales nucleares en funcionamiento y 3 en construcción. Tiene un reactor de 288 MW de tecnología propia en Qinshan y otros 2 de 906 MW cada uno de tecnología francesa en Daya Bay, cerca de Hong Kong, donde más de un millón de personas (el 20% de la población) han firmado una petición pidiendo el cierre de los dos reactores por razones de seguridad. En 1994 comenzó la construcción de 2 nucleares en Qinshan de 600 MW cada una, y tiene planes ambiciosos para alcanzar los 36 GW en el año 2020, y a tal fin mantiene relaciones con empresas francesas, rusas y canadienses.

India: cuenta con 15 pequeñas centrales nucleares (suman 3.040 MW) con un impresionante historial de accidentes y mal funcionamiento, y actualmente construye otras 8. Posee un importante programa nuclear de uso militar dirigido contra Pakistán y sobre todo China. La potencia eólica india (4.430 MW en 2005) es ya superior a la nuclear, algo que sucede ya en varios países, y será la norma en los próximos años.

México: cuenta con dos reactores de 654 MW cada uno en Laguna Verde, a pesar de los recursos energéticos del país.

Argentina: la central Atucha 1 se inauguró en 1974 y Embalse (600 MW) en 1983. Los refugiados nazis Ronald Richter y Walter Schnurr jugaron un papel clave en el programa nuclear argentino y en el contrato con la firma alemana KWU, del grupo Siemens. Las intenciones de poseer la bomba atómica eran evidentes, aunque el fin de la dictadura militar recondujo la situación. [Nota del editor: Además el país cuenta al año 2011 con dos centrales más: Embalse (año 1984) y Atucha II (año 2011). Con el gobierno de los Kirchner se reactivó la industria de la energía nuclear en el país, habiéndose retomado el proyecto de la central de Atucha II inaugurada en 2011 y llevado adelante por parte de la empresa Siemens (y habiendo rumores de una futura construcción de Atucha III) que al parecer seria la última central nuclear que esta empresa construiría en el mundo, ya que luego se retiraría de la actividad energética relacionada con la energía atómica, al respecto ver aquí]

Brasil: los nazis Alfred Boettcher y Wilhelm Groth están en el origen del programa nuclear brasileño, y sobre todo en el absurdo y leonino contrato que Brasil firmó con la Kraftwerk Union (Siemens) para adquirir 8 centrales nucleares. El programa se paralizó, pero el país siguió pagando a la Siemens. Hoy sólo funcionan las centrales nucleares de Angra 1 y Angra 2.

Cuba: en 1992 se paralizó por falta de fondos la construcción de la central nuclear de Juraguá con 2 reactores de la obsoleta y peligrosa tecnología soviética. Desde entonces cada cierto tiempo se vuelve a hablar de ellos, como a raíz de la visita de Putin a Cuba en diciembre de 2000.

Pakistán: Kanupp, el reactor de 125 MW de tecnología canadiense inaugurado en 1972, está ligado al programa que permitió hacerse con la bomba atómica. El conflicto con la India por la región de Cachemira convierten a la zona en la "más peligrosa del mundo", y no es descartable una guerra nuclear entre India y Pakistán. Abdul Qader Jan, el padre de la bomba atómica paquistaní, castigado y perdonado por el presidente Pervez Musharraf, organizó un supermercado de tecnología nuclear con Corea del Norte, Libia e Irán, entre otros países.

Italia: en el referéndum de noviembre de 1987 se decidió abandonar la energía nuclear, cerrando las centrales en funcionamiento o en construcción, como Garigliano (150 MW), Latina (153 MW), Trino (260) y Caorso (860 MW).

Austria: en 1986 se decidió clausurar definitivamente la central nuclear de Zwentendorf.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com