Las emisiones de gases de invernadero en España (1990-2005) (IV)


Foto no disponible
Dr. José Santamarta Flores

Lecturas sugeridas

Las centrales atómicas japonesas son las más seguras del mundo (I)

Consejos ecológicos para ahorrar agua (I)

¿Cómo conocer la edad de un árbol? (I)

Los ritmos de la naturaleza

Ecoreligión, impuestos y cambio climático

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

El nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE)

El sector de la vivienda y de los servicios representa más del 40% del consumo final de energía en la Unión Europea. Con la aplicación de las medidas de eficiencia energética en los edificios, se podría ahorrar la emisión anual de 450 millones de toneladas de CO2 al año, cifra que representa la octava parte de las emisiones actuales de la UE. La construcción y mantenimiento de los edificios consume el 25% de la madera mundial, el 17% del agua, y el 40% de la energía. Los edificios, tanto su construcción como su funcionamiento, ocasionan el 32% de las emisiones mundiales de CO2.

La industria de la construcción en un sentido amplio, desde los arquitectos y promotores, a las empresas constructoras y los propios usuarios, juega un papel clave en el avance hacia la sostenibilidad. El aumento del nivel de vida y el desarrollo económico ha supuesto la sustitución de los materiales tradicionales, como adobe, ladrillos, piedra, madera o bambú, por el acero, el aluminio, el vidrio y el hormigón. Igualmente ha aumentado el espacio útil por persona en todos los países industrializados. Los nuevos edificios prestan nuevos servicios y comodidades a sus residentes, pero a consta de un enorme aumento del consumo energético y de agua.

En España en 2005 se han construido 800.000 viviendas, cifra que multiplica por 10 a las viviendas terminadas en el Reino Unido, o a la suma de Alemania, Francia e Italia juntas. Hemos perdido muchos años, pero precisamente para reducir las emisiones de este sector difuso, cumplir el Protocolo de Kioto y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, el gobierno ha creado el Consejo para la Sostenibilidad, Innovación y Calidad de la Edificación (CSICE), como órgano de participación de las Administraciones Públicas y de los agentes de edificación, y ha aprobado el nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE), en el que se establecen las exigencias básicas de calidad, seguridad y habitabilidad de los edificios y sus instalaciones, para que el sector de la construcción se adapte a la estrategia de sostenibilidad económica, energética y medioambiental, con el fin de que los edificios sean más seguros, más habitables, más sostenibles y de mayor calidad.

El CTE (BOE número 74, de 28 de marzo de 2006) establece medidas que favorecerán el ahorro de la energía necesaria para la utilización de los edificios, reduciendo su consumo energético y utilizando para ello fuentes de energía renovable, incorporando la obligación de criterios de eficiencia energética y el uso de energía solar, térmica o fotovoltaica en los nuevos edificios o en aquellos que se vayan a rehabilitar.

El CTE establece cuatro exigencias energéticas: limitación de la demanda energética, con valores límite para los cerramientos (fachadas, vidrios o cubiertas); eficiencia energética de las instalaciones de iluminación; la exigencia de que la energía solar para agua caliente sanitaria represente un aporte obligatorio que variará de un 30% a un 70%; y la contribución de la energía solar fotovoltaica a la generación de electricidad en los nuevos edificios del sector terciario.

La implantación de las exigencias energéticas introducidas en el nuevo CTE supondrá para cada edificio un ahorro de un 30 a un 40% y una reducción de emisiones de CO2 por consumo de energía de un 40 a un 55%, mejoras que supondrán un coste adicional del 1% sobre el precio total, una cifra perfectamente asumible, y que es el primer paso importante para reducir las emisiones en el sector residencial

Más vale tarde que nunca, pero es lamentable que se hayan tardado tantos años en aprobar el CTE.

Tareas pendientes

En 2005 y en los primeros meses de 2006 se han producido avances importantes que en el futuro permitirán estabilizar y posteriormente reducir las emisiones, pero es mucho lo que queda por hacer, y sobre todo queremos señalar la necesidad de mejorar e implicar a todas las administraciones y agentes sociales, impulsar una reforma ecológica de la fiscalidad y la adopción de medidas encaminadas a promover la movilidad sostenible.

El Plan Estratégico de Infraestructuras de Transportes (PEIT) contradice los esfuerzos iniciados para intentar cumplir el Protocolo de Kioto por parte del gobierno socialista. En el 2010 el transporte supondrá cerca del 40% de las emisiones de CO2. Las medidas en el sector del transporte en España son insuficientes, pues la política real sigue siendo la de favorecer el transporte por carretera de mercancías y de viajeros y el uso del automóvil y el camión.

El aumento de la eficiencia en los nuevos vehículos, y algunos programas para emplear gas natural y sobre todo biocombustibles, reducirán en un porcentaje pequeño el aumento previsto de las emisiones. La reducción de los consumos unitarios de los vehículos, actuando sobre ellos o sobre la forma de utilizarlos, es necesaria pero insuficiente. Tanto o más importante es la reorientación hacia los modos más eficientes, como el ferrocarril, el transporte público y los modos no motorizados, y las actuaciones encaminadas a la gestión de la demanda y la moderación de la movilidad.

La política municipal debe ir encaminada a reducir la demanda, promoviendo la ciudad mediterránea densa, compacta y con mezcla de actividades, con barrios donde viviendas, trabajo y servicios estén próximos en el espacio, aminorando la segregación espacial y social de las ciudades, y limitando el crecimiento de las grandes áreas metropolitanas. El planeamiento urbanístico y territorial debe ir encaminado a promover la mezcla de actividades, y no la segregación, y a posibilitar la movilidad en transporte público, evitando los crecimientos urbanos y turísticos que consumen gran cantidad de espacio.

El ferrocarril debería elevar su participación, hasta alcanzar el 30% del tráfico de mercancías y el 25% de viajeros antes del año 2011. Tal participación puede alcanzarse, pero para ello se requiere una clara voluntad política, materializada en las inversiones necesarias para mejorar el conjunto de la red, la seguridad, la gestión y los servicios, elevando las tarifas en una proporción inferior al del Índice de Precios al Consumo.

Una política decidida, clara y bien estructurada, para reducir la necesidad de desplazarse, que no su posibilidad, y para orientar la demanda hacia los modos más eficientes de transporte, significaría una sensible reducción del consumo de energía, de la contaminación atmosférica y del ruido, menor ocupación de espacio, reducción del tiempo empleado en desplazarse, menor número de accidentes, inversiones más reducidas en la infraestructura viaria y una mejora general de la habitabilidad de las ciudades.

Inventarios

Un instrumento clave son los inventarios de emisiones, que siguen una metodología homogénea y cada vez más depurada, y que cada año realiza el Ministerio de Medio Ambiente. La metodología en parte está descrita en el manual titulado "Método CORINE-AIRE para la elaboración del inventario nacional de gases de efecto invernadero y precursores de ozono" y en el manual Revised IPCC Guidelines for National Greenhouse Gas Inventories, Reporting Instructions, elaborado por el IPCC, con las revisiones posteriores, tanto del Método CORINE-AIRE, como del IPCC.

Referencias
A. Internet
http://unfccc.int/2860.php
http://www.ipcc.ch
http://www.climnet.org
http://www.iisd.ca
http://www.mma.es
http://www.mma.es/oecc/index.htm
http://www.aeeolica.org
http://www.mityc.es/Balances/Seccion/Publicaciones/PublicacionesBalances/
http://www.cores.es/
http://www.ree.es/apps/home.asp
http://cdr.eionet.eu.int/es/eu
http://rod.eionet.eu.int/show.jsv?id=384&aid=592&mode=A
http://europa.eu.int/comm/environment/climat/emission_plans.htm
http://europa.eu.int/comm/environment/climat/home_en.htm
http://www.oficemen.com/eventos/inicio.php
http://www.idae.es/
http://www.mapa.es/
http://www.fomento.es/MFOM/LANG_CASTELLANO/
B. Libros y artículos.
*Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC). Revised 1996 IPCC Guidelines for National Greenhouse Gas Inventories, Reporting Instructions, Volume 1,Glossary.
*FAO. State of the World’s Forests. Roma, varios años.
*Ministerio de Medio Ambiente. Segunda Comunicación Nacional de España a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Madrid, 1997.
*MOPTMA. Método CORINE-AIRE para la elaboración del inventario nacional de gases de efecto invernadero y precursores de ozono. Madrid, 1996.
*MOPTMA. Informe de España a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Madrid, 1994.
*MOPTMA. Programa Nacional sobre el Clima. Madrid, 1994.
*IPCC, Climate Change 1995 (tres tomos que suman 1.898 páginas) y Climate Change 1994. Radiative Forcing of Climate Change and An Evaluation of the IPCC IS92 Emission Scenarios. Cambridge University Press, 1996 y 1995. En 1995 se publicó un resumen titulado Radiative Forcing of Climate Change. WMO/UNEP. Geneva, 1995. Otros informes del IPCC son: Scientific Assessment of Climate Change. WMO/UNEP. Ginebra, 1990; Climate Change: the IPCC Scientific Assessment, Cambridge University Press, 1990; Climate Change 1992: The Supplementary Report to the IPCC Scientific Assessment, Cambridge University Press, 1992. El tercer informe del IPCC puede consultarse en Internet.
*MIMAM. Estrategia Española para el cumplimiento del Protocolo de Kioto. Madrid, 2002.
*Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Planificación de los sectores de electricidad y gas 2002-2011. Revisión 2005-2011. Madrid, 2006.
*Ministerio de Economía. Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética 2004-2012. Madrid, 2003.
*IDAE. Plan de Acción de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética 2004-2012. Madrid, 2005.
*IDAE. Plan de Fomento de las Energías Renovables. Madrid, 2005.
*IDEA. Eficiencia Energética y Energías Renovables. Números 1 a 7. Madrid, diversos años.
*Joaquín Nieto y José Santamarta. Evolución de las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero en España (1990-2004). CCOO, Madrid, 2005.
Joaquín Nieto es secretario confederal de Medio Ambiente y Salud Laboral de CC.OO. José Santamarta es director de la edición española de la revista World Watch.

Intensidad energética primaria

Intensidad energética final



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com