Gestión forestal y bosques artificiales (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Cómo conocer la edad de un árbol? (I)

El basurero más alto del mundo

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Por supuesto, si dejáramos el bosque sin gestión forestal, por sí solo recuperaría el equilibrio a mediano plazo: otras especies lo colonizarían tras la muerte de la especie única por plagas y enfermedades, incluso los incendios forestales por causas naturales tienen un lugar en el ciclo regenerativo de la vida. ¿Cuál es el problema entonces? ¿porqué no se deja vivir naturalmente a ese tipo de bosques? El problema es el ser humano: el ser humano precisa madera, el ser humano contamina, el ser humano causa incendios forestales de forma artificial y por lo tanto los bosques sufren. Dependiendo el ser humano en mayor o menor medida de los bosques como recurso natural, recurso turístico, etc., y dependiendo los bosques "artificiales", tal como están, del ser humano, no queda más que llevar adelante una gestión ambiental.

La gestión ambiental sin embargo raramente es un negocio, suele dar como resultado una inversión "perdida". Y digo "perdida" si no se ve más allá del dinero contante y sonante que se saca al vender madera, o al convertir un parque en una zona ecoturística cobrando por ello. No es una pérdida porque a nivel ambiental, ecológico, es mejor tener un bosque gestionado que dejar todo al libre albedrío de cualquier ciudadano o político y terminar sin tener bosques, al talarlos o aprovecharlos de forma no sostenible o irrecuperable. Lo que no se puede hace es pretender conservar bosques artificiales como los europeos "intactos", cuando el hecho es que los europeos consumen madera y papel que de algún lado hay que sacarla...¿y de donde se saca? De otros países donde las leyes ambientales son menos estrictas... Conclusión, perdemos todos, porque la tierra y el aire que generan los bosques son para todos.


Amanecer en un bosque primario
Amanecer en un bosque primario.

La gran debilidad de la gestión ambiental es la misma que la de una persona que depende de otra para sobrevivir, que no es autosuficiente, que no tiene equilibrio. El bosque se mantiene porque el ser humano lo mantiene. Pero para eso hace falta dinero, financiación...¿y si no hay dinero? Ese precario equilibrio se rompe, y las consecuencias a corto plazo la sufren los humanos (menos oxígeno, más C02).

Por eso hay que tener bien claro que un árbol talado en ecosistemas terrestres vírgenes o de bosques primarios como los de América (la selva del Amazonas, etc.) es infinitamente más valioso desde el punto de vista ecológico que un árbol talado en un bosque artificial, gestionado en lugares como Europa donde desde hace siglos bosques y humanos conviven de esta forma. Por lo tanto, lo que hay que proteger sobre todo son los bosques primarios como el del Amazonas, los Patagónicos o Valdivianos, etc. Estos recursos naturales son más críticos: si desaparecen, desaparecen para siempre junto con su biodiversidad, tanto de flora como de fauna. Podrán luego generarse en su lugar bosques artificiales gestionados forestalmente pero...¿creen ustedes que será lo mismo?



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com