Gestión forestal y bosques artificiales (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Cómo conocer la edad de un árbol? (I)

El basurero más alto del mundo

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

¿En qué consiste la gestión de un área forestal? ¿Es realmente necesario gestionar un bosque igual que se hace con una ciudad? ¿Qué paría si no existiesen gestiones de los espacios naturales por parte del hombre?

Una gestión forestal implica una planificación a mediano y largo plazo (de 20 o más años) que con criterios científicos indique qué hacer para que una zona natural se conserve, al tiempo que revierta en lo posible beneficios económicos a las comunidades a las que pertenece. Por definición, por tanto, las gestiones forestales se hacen sobre ecosistemas "contaminados" por la mano del hombre, o que en alguna medida sufrieron y sufren el impacto de la actividad humana. Lo que para un profano puede parecer un bosque autóctono, puede ser para un entendido un bosque sometido a una gestión ambiental. Es decir, donde se hacen limpiezas, extracción de madera o aprovechamiento de zonas para cultivos, ganadería, etc.


Un bosque primario
Un bosque primario.

Desde un punto de vista estrictamente ecologista se podría pensar que talar árboles es "malo", y de hecho lo es. Pero tal como están las cosas en continentes totalmente explotados como el Europeo, los bosques sobreviven (aunque parezca paradójico) gracias a las gestiones forestales sostenibles que, entre otras cosas, implican la tala periódica de árboles. ¿Por qué ocurre esto? Porque desde hace siglos el ciudadano (hombre moderno) y más todavía, el campesino, coexisten con los bosques, aprovechando sus recursos, y esta convivencia dejó huellas hasta el punto de que la mayoría de los bosques de lugares civilizados no pueden a corto plazo sobrevivir (tal como están) sin la intervención humana.

Actualmente en Europa, por ejemplo, no hay prácticamente ningún bosque que se pueda considerar "natural" estrictamente hablando. La mayoría son bosques de una sola especie, algo que naturalmente no se da. Al ser no ser bosques mixtos, atraen y concentran a un mayor numero de parásitos y animales específicos que viven de esa especie, los que tienden a convertirse en plagas o a sufrir diversas enfermedades. Un ejemplo es la procesionaria del pino en los bosques de pinos, la cual tiene que se controlada por humanos para que no se transforme en una plaga.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com