Supercompensación y mejora del estado físico


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La ley del umbral del estímulo

Propuesta didáctica aplicada al deporte

Las fases del proceso de adquisición de técnicas deportivas en niños (I)

Flexibilidad, salud y edad

Iniciación deportiva: ¿a muchos o a un sólo deportes? (I)

Métodos de trabajo en el aprendizaje y la educación física (I)

El feedback o retroalimentación en la educación física

La motivación de los Juegos Olímpicos

Productos y servicios relacionados

Equipos e indumentaria deportiva

La supercompensación es un mecanismo de adaptación que permite al cuerpo humano mejorar su estado o condición física. Está constatada su existencia en la práctica, pero en realidad todavía no se sabe a ciencia cierta como el organismo regula este proceso biológico.


Ejemplo de ejercicio físico complejo a nivel coordinativo.

Para entender como funciona la supercompensación tenemos que entender primero el concepto de "homeostasis", es decir, que el cuerpo tiende a un equilibrio entre acciones “anabólicas” (creadoras) y "catabólicas" (destructivas).

El entrenamiento produce una carga, un trabajo, que genera en el organismo un "estrés", y por lo tanto una acción negativa, catabólica que produce una fatiga o desgaste en nuestro cuerpo. Este desgaste produce (debido a la tendencia hacia la homeostasis mencionada) una regulación o recuperación. Pero esta recuperación no sólo nos lleva al anterior nivel de estado físico, sino que se lo supera en cierta proporción, es decir, se logra un "rendimiento" mayor de nuestras reservas de energía por un breve período de tiempo. Se logra una compensación añadida de esa pérdida inicial de energía, es decir, una supercompensación.

Combinando cargas de entrenamiento con descansos adecuados (durantes los cuales se supercompensa) es como podemos mejorar nuestro estado físico. Esta por lo tanto es la base de todo entrenamiento físico o deportivo. Algunos incluso afirman que existen supercompensaciones específicas (supercompensaciones aeróbicas, anaeróbicas, etc.).

Hay que aclarar que el mecanismo de supercompensación, además de lograr un progreso físico en el tiempo sólo cuando el ejercicio físico es regular y progresivo, evidentemente no puede extenderse hasta el infinito...sino todos seríamos superhombres ;-) , y la realidad es que todos tenemos límites. Este mecanismo está limitado por otro proceso biológico, establecido en la llamada "ley del umbral".



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com