Ejercicio y capacidades físicas básicas: la flexibilidad (X)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Flexibilidad, salud y edad

Ejercicio y capacidades físicas básicas, la fuerza (I)

Ejercicio y capacidades físicas básicas, la velocidad (I)

Tipos o diversas clasificaciones de los músculos (I)

Tipos de fibras musculares

Tipos de contracciones musculares

Productos y servicios relacionados

Equipos e indumentaria deportiva

Métodos de desarrollo y trabajo de la flexibilidad

Existen varias formas de entrenar o trabajar la flexibilidad, tanto para mantenerla en cierta medida, o para mejorarla, lo cual dependerá de la frecuencia de entrenamiento y del seguimiento de ciertos criterios metodológicos o principios para su desarrollo, y no del método en sí.

Los métodos para el desarrollo de la flexibilidad más utilizados actualmente son:

1. - Los métodos estáticos
1.1 - Estáticos pasivos.
1.2 - Estáticos activos.

2. - Los métodos dinámicos.

3. - El método F.N.P (o P.N.F): Facilitación Neuromuscular Propioceptiva.
3.1 - Contracción relajación con ayuda.
3.2 - Sölveborn.
3.3 - Contracción inhibición.

Para aplicar bien estos métodos al realizar los ejercicios de flexibilidad, hay que tener en cuenta el mantener siempre la alineación de las articulaciones implicadas o el "eje". Si no se hace así, las fuerzas aplicadas para estirar el músculo no son del todo efectivas, pudiendo incluso lesionarnos, sobre todo a largo plazo (por repetición del ejercicio erronéo) y en el mejor de los casos, no estar estirando realmente bien, o nada en absoluto, cuando pensamos que lo hacemos, con el riesgo de lesión en la práctica posterior.

Por ejemplo, al estirar los músculos de la pierna, el pie debe estar con los dedos en la misma línea que la pierna, es decir, apuntado hacia adelante. Si cuando se estira el pie está pronado o supinado, o el tobillo rotado hacia adentro o hacia afuera, el estiramiento

Otra cosa a tener en cuenta es el momento en que se termina de hacer el ejercicio. Es decir, el momento cuando se afloja la tensión muscular para volver a la postura normal del músculo que se está trabajando.

Ese es uno de los momento en el que se pueden producir más lesiones (desgarros o roturas musculares), porque podemos perder el equilibrio (si lo hacemos de pie) y estirar en exceso bruscamente; o bien hacer lo mismo al intentar recuperar la postura desde una posición poco estable. Siempre hay que volver a la posición normal lentamente, controlando el movimiento y sintiendo el menor dolor posible en el proceso.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com