Vóleibol, voley o balonvolea: técnica y táctica básica (III)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Equipamiento e indumentaria para ciclismo (I)

Conociendo el bádminton

Las fases del proceso de adquisición de técnicas deportivas en niños (I)

Biomecánica humana: análisis de la acción psicomotriz (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos e indumentaria deportiva

Compartir / Favoritos

1.3 - El toque de antebrazos o toque de mano baja.

Para recibir una pelota con el toque de antebrazos hay que prestar atención tanto a la posición de los brazos como de las piernas y el tronco. Los brazos tienen que estar estirados (codos extendidos) y las manos juntas.

Las manos pueden estar superpuestas: en posición tal que se agarren los dedos de una mano abierta (a excepción del pulgar) quedando en ángulo recto unos respecto de otros, y con los pulgares paralelos a la misma altura con los dedos apuntando hacia delante y las palmas hacia arriba; entrelazadas: todos los dedos salvo los pulgares que estarán juntos y paralelos (ambas formas recomendables en iniciación al voleibol) o formando un puño, semicerradas, con los pulgares también y los dedos agarrándose pero sin entrelazarse. Por último, puede simplemente dejarse las manos juntas sin agarrárselas (más común en niveles avanzados).

Los brazos/antebrazos/palmas de las manos rotarán apuntando hacia arriba (supinación). Cuanto más supinazos y extendidos juntos estén los codos e hiperextendidas las muñecas, mejor; ya que así la parte de los antebrazos que recibirá la pelota (entre las muñecas y el codo, más cerca de la muñeca) estará más plana, y habrá más posibilidad de controlar o amortiguar la recepción, y por lo tanto dirigir la pelota a donde se quiera. Los hombros estarán posicionados perpendicularmente a la zona que pasaremos la pelota.

Cuanto más cerca del suelo esté la pelota o más perpendicular al suelo (más corta sea su trayectoria respecto de nuestro tiempo para reaccionar antes de que llegue a él) más habrá que bajar el centro de gravedad, para mantener la postura y el equilibrio al recibir. Contrariamente, cuando más larga o paralela al suelo sea, más alto será el centro de gravedad, y por lo tanto las piernas y el tronco estarán más estirados.

Siempre hay que estar mirando la pelota mientras se adopta la postura de recepción.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com