Barcelona se mueve en bici pese a las dificultades


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

El lavado y la limpieza de la bicicleta (I)

Limpieza esporádica o periódica de una bicicleta

Limpieza esporádica o periódica de una bicicleta

Limpieza o lavado diario de una bicicleta

Transporte de equipaje y peso en bicicleta

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios para Ciclistas y Bicicletas

Equipo de supervivencia

En muchos países, sobre todo europeos, las diferencias entre la vida en las distintas ciudades puede ser abismal. Es el caso de la costumbre que hay en Barcelona de moverse en bicicleta, en comparación con otras ciudades españolas como Madrid, y pese a los robos de bicicletas que son tan comunes.

En Barcelona no solo es normal ver cientos de bicicletas particulares estacionadas o aparcadas, sino que además existe un servicio público que ofrece bicicletas de alquiler (llamado "Bicing"), que por una módica suma al año los transeúntes pueden usar, y dejar estacionadas las bicicletas en los lugares habilitados para ello distribuidos estratégicamente por toda la ciudad. Este sistema es pionero en España, y parece ser muy compatible con la costumbre de los catalanes de moverse en bicicleta, costumbre que no se puede comparar (al menos todavía) con la que hay en los países asiáticos como China, pero que es mucho mayor que la que hay en ciudades como Madrid, donde la mayoría de sus ciudadanos se desplazan en vehículos de cuatro ruedas en trayectos verdaderamente cortos (entre 3 y 5 km).


Aparcamiento de bicicletas en Barcelona
Bicicletas de uso público (aunque no gratuitas) de Barcelona.

Lo único que se le puede criticar al sistema es no haber teniendo en cuenta la vagancia de mucha gente, es decir, el que la gente suele usar las bicicletas para "bajar" al mar, pero no para "subir" de la costa a la parte alta de la ciudad. La consecuencia es que los lugares destinados para dejar las bicis cercanos a la playa y la zona que se encuentra a nivel del mar suelen estar llenos en comparación con los que están más arriba. Para evitar que abajo no haya bicicletas, esot obligó a que los que atienden el servicio pusieran coches especialmente destinado a subir tandas de bicicleta de abajo arriba...un poco paradójico desde el punto de vista ecológico.

Porque por supuesto, no hay nunca una de cal sin otra de arena. De la misma forma, en Barcelona, igual que son comunes las bicicletas, son tanto o más comunes los ciclomotores o scooters. Al ser tan cómodo moverse por esta ciudad en dos ruedas (las calles no dan para mucho más), muchos ciudadanos (los que pueden permitírselo) optan por las dos ruedas motorizadas frente a las dos ruedas a "tracción a sangre"...así, se contamina mucho yendo en moto, tanto a nivel de polución como a nivel acústico, cuando la bicicleta debería ser la primera opción, siendo silenciosa y limpia. Pero contra las bicicletas hay un gran enemigo para los barceloneses (o entre ellos, mejor dicho) y son los ladrones de bicis.


Transportes públicos de Barcelona
En bicing por Barcelona, en segundo plano,
un típico bus para tusitas, a la derecha, el infaltable taxi.

El robo de bicicletas es una verdadera plaga y bastante común en Barcelona. Hasta tan punto que casi no se puede hablar con ningún residente al que no le hayan robado una, dos o más veces su bicicleta, o ver una o más bicicletas a medio desguazar abandonas y atadas todavía a un poste mientras se camina por la ciudad...las autoridades no parecen darse por aludidas.

Ante la "profesionalidad" o el esmero de los ladrones no parece haber cadena o candado que aguante: incluso cortan grandes cadenas e moto con llaves pitón...ver para creer. Al parecer, al margen de las medidas "disuasorias" (como la de llevarse el asiento o sillín mientras se deja el resto de la bici), lo único que los detiene con bastante seguridad son los seguros para ruedas del tipo "herradura" o de "u" de hierro fija, no flexible, típicos de moto, no de bicicleta. Eso va en contra de la difusión de la cultura de la bici, porque muchas veces estos sistemas de seguridad para evitar el robo de bicicletas, ruedas y/o asientos (hay que usar tres tipos de cadenas y en tres lugares distintos, sí), hacen que la inversión en cadenas y demás chirimbolos muchas veces iguale o incluso supere a la de la propia bicicleta.


Parking de bicicletas de Barcelona
Aparcamiento o estacionamiento de bicicletas públicas de Barcelona
Lleno, por estar cercano a la playa, la zona baja de la ciudad más visitada.

Este problema de seguridad se agrava con un segundo problema, común a muchos ciudades europeas: la falta de espacio. Al no tener espacio para guardar una bicicleta o una moto en un piso o un departamento de pocos metros cuadrados, se la deja abajo, atada a un árbol, una reja o un poste durante toda la noche. Otras veces, aunque haya espacio, el problema es la falta de ascensor: a muchos no les agrada subir todos los días su pesada bicicleta varios pisos por las escaleras: por mucho que sepamos que es un buen ejercicio, al final de una jornada de trabajo pocos están con ánimos de hacer deporte. La consecuencia es que los amigos de lo ajeno se aprovechan, y debido a la gran demanda (porque no hay oferta sin demanda) de bicicletas "usadas", es decir robadas.


Ciclismo en Barcelona
En Barcelona las bicicletas rivalizan con los autobuses.

Otra cosa que extraña es la laguna en referencia al casco que hay en la normativa aprobada para regular el tránsito de ciclistas: pese a que todos los que saben las consecuencias que puede tener una caída en bicicleta recomiendan encarecidamente el uso de casco, la ley que regula en tráfico de bicicletas en Barcelona no lo declaró obligatorio.. Al mismo tiempo, hay que mencionar que los "carriles bici" (lugares exclusivos para transitar en bicicleta) no son tan comunes ni están tan bien trazados como se merecería esta ciudad, teniendo en cuenta la cantidad de bicicletas que se mueven por ella.

Pese a estos inconvenientes Barcelona se sigue moviendo en gran medida en bicicleta, aunque quizás debido a estos problemas no se logra una mayor expansión de este hermosa costumbre catalana, que esperamos siga ganando adeptos en el resto de las ciudades de Europa y el mundo.


En bicicleta por la playa
Aunque no es recomendable para el buen mantenimiento
de una bicicleta, hasta en la playa de Barcelona se anda en bici.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com