Deportes: más rápido, más fuerte, más lejos, ¿mejor? (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Planificación y organización de eventos deportivos y recreativos (I)

Progreso e involución del deporte y la sociedad actual (I)

Las crisis epilépticas durante las actividades físicas y deportivas (I)

La práctica deportiva en Estados Unidos vs Alemania (I)

Los desplazamientos deportivos

El equilibrio corporal une deportes

Dos tipos de tareas motrices

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

Indumentaria para deportes extremos y tradicionales

Se puede hablar sin duda de una escala de valores entre los deportes, si es que tenemos en cuenta las habilidades coordinativas y físicas que implican, comparándolos unos con otros. No podemos decir que ciertos deportes son "mejores" que otros, pero sin duda alguna, algunos son más exigentes.

Tradicionalmente el lema olímpico era "más alto, más fuerte, más lejos". Sin embargo, estas virtudes están hoy en entredicho ya que son la que pueden potenciarse a través del dopaje, y son además mucho más fácilmente alcanzables con esfuerzo "ciego" que otras que dependen en gran medida de la habilidad innata y concentración propia del sistema nervioso humano. Es cierto que sin voluntad no existe el talento, sea del tipo que sea, pero la fuerza (y con ella la resistencia y la velocidad) son atributo de todos los seres vivos en mayor o menor medida. Las habilidades coordinativas aprendidas en un deporte particular, no.

Así, podemos afirmar que es mucho más valioso un deporte donde las habilidades coordinativas que dependen del sistema nervioso (equilibrio, orientación espacial, etc.) son más complejas. Y son más complejas en los deportes en donde el desafío a vencer no es siempre el mismo.


El deporte no siempre tiene que ser institucional
El valor del deporte no tiene que medirse por su institucionalidad.

Cuando el desafío no cambia: es uno mismo y poco más.

Cuando se compite en atletismo, para muchos el deporte rey (del espectáculo y el negocio, sin duda), en la disciplina, no importa la disciplina que sea (carrera, salto en alto, en de longitud, salto con garrocha, lanzamientos de peso, lanzamiento de disco, jabalina, etc.) el rival nunca influye. No hay contacto entre los competidores, so pena de sanción.

De la misma forma, el contexto en general, exceptuando la climatología, que tiene que estar dentro de unos parámetros perfectamente establecidos (límite de velocidad del viento a favor, por ejemplo) tampoco influyen: la pista es siempre la misma, las distancias, las posiciones, las alturas, los obstáculos, las medidas y los pesos también.

Esto significa que en atletismo el único rival real es uno mismo, y la simulación de una carrera real es 100% realista: se sabe lo que va a pasar, se puede prever en gran medida.

Lo mismo se aplica a la natación (salvo en aguas abiertas) y ciclismo individual con trazados fijos [1], el rival prácticamente no influye, las distancias y los sistemas de medición son siempre los mismos, exactos y con poca posibilidad de error.

Por supuesto, aprender la técnica o el estilo de estos deportes implica aprender ciertas habilidades coordinativas aplicadas a la disciplina que sea, y esto también ocurre en estos deportes. Sin embargo, la diferencia radica en que en los deportes de este tipo, por un lado, el estilo y la técnica se fijan tempranamente, y sufren pocas variaciones a lo largo de la vida del deportista; y, por el otro, dicha técnica o estilo no debe adaptarse a un medio y un rival impredecibles, como ocurre en los deportes más complejos de los que hablamos a continuación.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com