Leyendas Urbanas Realistas Fantásticas: La picadura siniestra


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Las Leyendas Urbanas o Mitos Urbanos

Diferencia entre los Hoaxs y las Leyendas urbanas tradicionales

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

La siguiente es una leyenda urbana que trata de una mujer decide realizar un viaje al Caribe (el país de destino varía de una leyenda a otra, puede ser Jamaica, Venezuela, Cuba, etc) para relajarse en sus vacaciones.

La mujer visita varias playas durante una semana y el último día decide meterse en una tupida selva donde descubre una hermosísima catarata de aguas límpidas y cristalinas rodeada de abundante vegetación. Después de darse un baño se dispone a tomar el sol y se queda involuntariamente dormida. Al despertar se da cuenta asustada de que hay una araña en su cuello, se la sacude repulsivamente y se va.

Unas semanas más tarde, ya en su casa, la mujer siente que se le forma un bulto en el cuello, acude al hospital y el médico le dice que es necesario pincharlo, reventarlo y dejar que el liquido que hay dentro salga. Asustada autoriza al médico a que realice la intervención sin anestesia. Cuando el doctor corta con un bisturí la mujer exhala un suspiro y comienza a sentir algo sobre su cuello, cree que se trata del liquido que fluye. El médico le dice que no se asuste. Instintivamente se lleva la mano al cuello y nota que allí no hay liquido alguno sino algo que recorre su cuello. Evidentemente, como ya temíamos, son arañas, cientos de pequeñas arañitas recorren su cara y su mano. Llena de pánico la mujer tiene que ser sujetada por varias enfermeras. Al día de hoy la mujer permanece ingresada en la sección psiquiátrica del mismo hospital.

Otras variantes:

- Una joven toma el sol en una playa, está semidormida. De repente siente que algo la pica en el cuello. Se despierta y se va sin darle mayor importancia. Una semana más tarde nota como crece y crece un pequeño grano en su piel, justo donde había recibido la picadura. Un día al lavarse el pelo se roza la inflamada hinchazón y este se abre saliendo de él pus y cientos de crías de arañas. Resultó que la picadura era de una araña madre la cual había depositado sus huevos bajo la piel de la desprevenida bañista. ¡Había sido utilizada de incubadora!

- Una mujer se hace un abultado peinado tan pero tan sofisticado que para no deshacerlo permanece semanas sin lavarse el pelo. Luego de un tiempo nota picazón que se alivia rascándose con una aguja de coser. Con el tiempo al sentirse mal acude al médico el cual descubre una araña que había instalado su nido en el cuero cabelludo de la mujer produciéndole graves heridas.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com