P. Edronkin

Paleontología y supervivencia



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando empleo?

De la paleontología, que es la ciencia que estudia fósiles de plantas y animales, esencialmente, podemos aprender mucho acerca de la supervivencia en general. La paleontología nos enseña acerca de la historia de la vida sobre nuestro planeta, y quizás, si en el futuro se descubre vida en otros mundos, quizás nos enseñe acerca de la supervivencia de los seres vivos allí también, donde quiera que sea.

Pero la historia de la vida sobre este planeta al menos, es una crónica de evolución y competencia, y por ende de supervivencia y dominación. La vida se originó al parecer hace tres mil quinientos millones de años; se han encontrado algunos restos fósiles de bacterias de ésa antigüedad, por lo que esto se sabe a ciencia cierta.

Pero la vida más compleja se inició hace unos ochocientos millones de años, y los principales linajes de seres vivos, tanto animales como vegetales, empezaron a aparecer hacia el período cámbrico, entre 580 y 505 millones de años atrás. Desde entonces, todo ha sido puro cambio, extinción y evolución, pero hay algunas especies, familias y clases de seres vivos que han perdurado desde hace muchísimo tiempo, incluso desde el cámbrico: entre los animales más antiguos que hay en nuestro planeta podemos nombrar a las lampreas, peces pertenecientes al orden de los agnatos o peces no mandibulados, que son los más antiguos y que evolucionaron antes que cualquier otro tipo de vertebrado. Los braquiópodos, similares a los conocidos moluscos bivalvos que vemos en las playas son otro ejemplo.

Y también hay otros seres vivos que sobreviven desde hace mucho tiempo: las coníferas se originaron hace unos trescientos sesenta millones de años y siguen estando aquí. De estas, las araucarias prácticamente no han cambiado desde el período triásico, hace unos trescientos cuarenta millones de años, y permaneces sin cambios en su ADN. Los pájaros son también sobrevivientes: constituyen la última familia que queda de los dinosaurios, desaparecidos hace 66,4 millones de años, y hasta los mamíferos fueron sobrevivientes durante toda la era mesozoica, a la sombra de los dinosaurios, pues solamente pudieron conquistar el planeta tras la aparición de aquellos grandes reptiles.

Y de todos estos ejemplos, podemos extraer una lección importante para la supervivencia en general, pues todas estas familias, especies, ordenes y grupos de animales que han logrado sobrevivir por tanto tiempo se han destacado por dos cosas:

En primer lugar, por no 'pretender' luchar por lugares preponderantes en el ecosistema mientras no tuvieran o el tamaño, o la fuerza o el número suficiente como para asegurar la conquista.

En segundo lugar, porque mantuvieron un perfil bajo esperando la oportunidad.

Y en tercer lugar, porque permanecieron a lo largo del tiempo flexibles y adaptables: si el medio ambiente en el que vive un pájaro no le sirve más, éste puede volar y encontrar otro, así de simple.

Por eso, en materia de supervivencia hay que mantenerse a la sombra, discretamente, conservando recursos y esperando las oportunidades que se presentan, y cuando las hay, saber aprovecharlas y adaptarse a lo nuevo. La mejor escuela de supervivencia es la propia naturaleza, que viene ensayando esta disciplina desde hace tanto tiempo que cuesta imaginarlo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©