El origen del valor del oro y la pirámide de Maslow


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Cómo sobrevivir al pago de impuestos

Ecologistas lidiando con políticos (I)

La falacia de las crisis eternas (I)

La culpa es del otro (I)

Productos y servicios relacionados

Equipamiento para defensa personal

Equipo de supervivencia

El oro fue a lo largo de la historia y sigue siendo la unidad monetaria por excelencia. La fiebre por este preciado metal ha movido a medio mundo directa o indirectamente y no siempre para bien...lo que nos lleva a preguntarnos ¿cuál es el origen de esta fascinación del ser humano por el oro?

La economía básica (lo que algunos llaman ahora "marketing") nos enseña que el precio de un producto (bien, servicio o idea) se determina principalmente por el equilibrio entre lo que está dispuesto a cobrar el que lo quiere vender (lo más posible) y el que lo quiere comprar está dispuesto a pagar (lo menos posible). Así el precio de un producto varía en función del prestigio que dicho producto tenga para el futuro consumidor.

Cuando hablamos de moneda o precio del dinero, la cosa ya cambia, porque la moneda es la que nos sirve como pieza de cambio para hacernos con productos. Uno de los pocos productos (y en cualquier caso el más importante de ellos) que logró pasar de la categoría de "producto" a la de "moneda", manteniéndose (dependiendo para quién, y en qué forma se compre o venda) con el primero o como la segunda, es el preciado oro.

¿Por qué el oro tomó tal prestigio que se convirtió en moneda? Es más, en aquel que da valor a las actuales monedas, que muchas veces se miden en relación a la cantidad de oro que acumula un Estado (es decir, de dinero "real" que tiene). No vamos a hacer un análisis antropológico pero pensemos.

El oro evidentemente no se come, no es imprescindible para la supervivencia. Su atractivo es principalmente estético y funcional. Su mayor atractivo también radica en la relativa poca cantidad que hay en el mundo, en su exclusividad. El carácter estético sumado a la exclusividad son los dos ingredientes para las cosas más caras: los artículos de lujo.

Como nos muestra la pirámide de Maslow sobre las necesidades humanas, puede interpretarse que las necesidades de estimación y prestigio están dentro de las menos "necesaria" de todas, y no se puede llegar a ese nivel sin cubrir todo lo que necesitamos para nuestra supervivencia. El oro es valioso precisamente por eso, porque sólo algunos pueden tener el privilegio de tenerlo. Aquellos que ya no se preocupan directamente por la necesidad de sobrevivir.

La maleabilidad y el brillo casi hipnótico del oro, que muchas culturas han relacionado con el poder del sol, y por lo tanto de las alturas, de los dioses, hizo que su carácter de lujo se condimentara con el ingrediente de lo sagrado. El resultado está a la vista de todos, porque el oro sigue dominando en la era actual, tanto o más de lo que lo hizo en el pasado.

La pirámide de las necesidades humanas de Maslow

Necesidades de autorealización.

Necesidades de estimulación, autoestima y prestigio.

Necesidades sociales o de aceptación en el entorno social.

Necesidades de seguridad (salud, seguridad, defensa personal, protección física).

Necesidades fisiológicas y de supervivencia (alimentarse, beber, respirar, evacuar esfínteres, sexo, etc.)

A su vez Maslow agrupa los primeros 4 niveles en lo que se puede denominar necesidades de déficit, y el nivel más alto como necesidades del ser.

Esta información puede ser útil para los que practiquen la supervivencia, porque proporciona datos sobre lo que puede motivar a una persona tanto en al vida cotidiana como en una situación extrema. Según Maslow esta pirámide dice mucho sobre lo que motiva a un ser humano a actuar.

Sin embargo, esta pirámide no tiene porqué ser perfecta. De hecho hay otros sociólogos que la critican diciendo que es teóricamente muy linda, pero que no se aplica a la práctica, que no todo ser tiende a la "autorealización" y que (de hecho) no se sabe muy bien que significa eso según Maslow... Aunque también parece claro que esta pirámide expresa un ideal al menos: las necesidades superiores sólo pueden sólo pueden ser cubiertas si se tienen satisfechas las inferiores o básicas; y mientras que las fuerzas que tienden al crecimiento hacen que uno "ascienda" la pirámide, las fuerzas que tienden a lo retrógrado tiran hacia abajo.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com