¿Vino parte de nuestra tecnología de los OVNIS?

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Hacia la exploración interestelar

Productos y servicios relacionados

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Es una creencia común que extraterrestres que llegaron a nuestro planeta en OVNIS, directa o indirectamente le dieron a nuestro mundo algunas tecnologías clave... ¿pero lo hicieron?

¿Por qué surge semejante afirmación? ¿Por qué alguien puede creer que las cosas que son parte del núcleo cultural y tecnológico de nuestro mundo actual, como la fibra óptica y computadoras, vienen de otro planeta? Algunas tecnologías son realmente impresionantes y fueron tan solamente hace un par de años materia de la ciencia ficción. Por eso y por deficiencias de conocimiento puede resultar difícil para algunas personas comprender cómo las cosas evolucionan a partir de ideas simples hacia cosas materiales, terminadas, tangibles. Algunas personas simplemente no entienden cómo la ciencia y la tecnología evolucionan, y por lo tanto buscan explicaciones alternativas a fenómenos evidentes que no pueden entender. Sin embargo no hay nada sorprendente en estas tecnologías que supuestamente provendrían de una cultura alienígena, y la forma en que funciona cosas se pueden explicar científicamente y en términos simples, por lo que los principios que lo sustentan son muy bien comprendidos. Así que, ¿por qué, si la humanidad entiende esas cosas, algunas personas asumen que ningún ser humano podría haberlas inventado?

La respuesta es: la creencia más allá del pensamiento racional. Cuando alguien quiere creer, otras formas del saber asumen un papel secundario. Pero eso no cambia los hechos. En primer lugar, no hay ninguna prueba tangible de que los alienígenas nos visitaron, y punto. Por mucho que se quiera creer que tales pruebas existen, no hay ni una sola que sea aceptable y terminante respecto de tales eventos; existen suposiciones, muchos fraudes, y algunos argumentos creíbles, pero circunstanciales. Pruebas, estrictamente hablando, ninguna.

Nadie bajó de un platillo volador para hablar con ningún líder terrícola, nadie puede mostrar, ahora mismo, evidencia para que sea verificada imparcialmente, y si el objeto es probar que algún tipo de tecnología proviene del espacio exterior, primero se tendría que demostrar la existencia de visitantes extraterrestres y el traspaso de información ¿Dónde está todo eso?

¿Dónde están los restos de aeronaves extraterrestres accidentadas de las que se hizo ingeniería en reversa; si existen realmente, entonces la ingeniería inversa podría ser posible, pero antes de afirmar tal hipótesis, la primera tiene que ser probada y la evidencia debe estar al alcance de la comunidad científica internacional, la cual está compuesta por miles de personas muy inteligentes y talentosas de todo el mundo que no son precisamente individuos crédulos como los que creen en las teorías conspirativas, como para participar de una de ellas que tuviera el objeto de ocultar hechos.

Por cierto, los que proponen la idea de una conspiración de alcance mundial para ocultar el fenómeno OVNI no tienen ni idea de lo difícil que sería hacer que los gobiernos, militares y científicos están de acuerdo desde hace décadas sobre el mismo tema. Ni siquiera las teorías científicas logran en su mayoría mantenerse tanto tiempo, y mucho menos un acuerdo para una conspiración mundial cuando las alianzas políticas y militares cambian todo el tiempo... A menos que se crea que hay un gobierno central que acecha en las sombras y se ocupa de manipular como títeres al resto de la humanidad.

Bueno... si de creer se trata, a mí me parece que podemos seguir pensando en la idea de una tortuga gigante que sostiene sobre su caparazón a nuestro mundo plano sobre un océano infinito. La idea me parece más tradicional y romántica; más agradable para creer. ¿Por qué no la asumiríamos también como un hecho? ¿O quizás diríamos que nuestro planeta va a ser comido por una gigantesca cabra interestelar?

Sin pruebas tangibles, esa clase de ideas son las que florecen.

Basta con que Ud. observe a su congreso local o a su parlamento y obtendrá una idea de cuán difícil es hacer que los líderes estén de acuerdo incluso en las cosas más parroquiales. Si eso no le convence, piense en algunos matrimonios - tal vez incluso alguien que usted conoce - para ver cuán difícil es hacer que dos personas están de acuerdo todos los días. Por lo tanto, una conspiración global se demuestra altamente probable tan solamente sobre la base de la naturaleza humana. Y a todo esto agregue otros factores como el lenguaje y diferentes ideas estratégicas, y obtendrá una idea aproximada de lo improbable que sería tal cosa.

Esas tecnologías supuestamente extraterrestres se producen en la Tierra, en compañías perfectamente conocidas, y los métodos de producción tienen base científica y tecnológica, con principios ya explicados y cuantificados. Por ejemplo, hasta en Internet se pueden leer los documentos de la investigación y el desarrollo de todo tipo relacionados con los láser, la fibra óptica, etc. Es decir, sabemos la forma de producir esas cosas y por lo tanto, si sabemos y entendemos cómo se hacen está claro que no representan cosas fuera de nuestro alcance intelectual. Por lo tanto, si las conocemos podemos producir tales cosas, y si podemos producir tales cosas, también podríamos haberlas concebido perfectamente sin la ayuda de ningún alienígena.

Así, mientras que lo que estoy diciendo no es una prueba de que los extraterrestres no nos han ayudado en estos temas - no necesito probar que algo no es, sino que las cosas se tienen que probar que son, según la lógica más fundamental -, es prueba de que podríamos haber hecho todo por nuestra cuenta porque hemos sido capaces de entender sus principios científicos subyacentes. Por lo tanto, éstas no son y nunca fueron tecnologías inalcanzables.

Por otra parte, algunas de las cosas tales como el láser y la fibra óptica son muy fáciles de entender, tecnologías muy simples en realidad. En el caso de la fibra óptica, lo que se necesitaba en el primer lugar fue un desarrollo adecuado de la producción de vidrio y óptica, y que ha estado vigente en nuestro mundo durante siglos. La invención de una computadora es en realidad mucho más compleja de lo que viene con un láser o fibras ópticas, y se ha probado más allá de toda duda que el primer concepto de un ordenador se debe a Charles Babbage y Ada Lovelace, y que ese concepto fue refinado más de un siglo hasta la Segunda Guerra Mundial cuando los primeros ordenadores digitales se construyeron. Por lo tanto, inventar cosas como esas tecnologías está dentro de nuestras posibilidades, sin más ayuda.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com