¿Y si nos toca el papel del Monte Ararat en una situación de supervivencia OVNI o interestelar?

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Hacia la exploración interestelar

Productos y servicios relacionados

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

¿Qué implicaría estar en un lugar que debe recibir más refugiados de los que es posible asimilar tras una catástrofe? ¿Qué sucedería si los refugiados vinieran de otro mundo? ¿Se puede apostar al éxito en semejantes casos o debe esperarse un nuevo desastre?

Ya hemos analizado la viabilidad del concepto de un "Arca de Noé" como estrategia de supervivencia (ver "¿Es el 'Arcade Noé' una estrategia de supervivencia realista?") pero hasta ahora, solamente desde el punto de vista del superviviente. Es decir, de la persona que debe utilizar algo así como un arca para ponerse a salvo de laguna catástrofe o desastre de extraordinarias dimensiones. Tales personas se convierten al usar algo así como un arca, en refugiados. Se encuentran en un medio relativamente seguro, construido con el objeto de hacerlos sobrevivir, pero a la espera de que el destino les guiñe un ojo. Por lo tanto, se encuentran a merced de la suerte.

Pero toda estrategia de un arca deriva en un proceso colonizador una vez que pasa el peligro inminente. Es decir - utilizando la historia bíblica - una vez que bajan las aguas y aparece el Monte Ararat, los sobrevivientes salen del arca y deben empezar en un nuevo mundo. Este nuevo mundo puede ser en realidad una parte del viejo que no ha sido alcanzada por la catástrofe, o puede tratarse de un mundo realmente nuevo. En ambos casos, el asentamiento y la colonización tendrán alguna clase de impacto.

En ese mundo receptor - sea una montaña, una isla, un nuevo continente o incluso un nuevo planeta -, puede haber seres vivos, personas o lo que sea, y la llegada de una nueva población no les será indiferente. Solamente hace falta pensar en las pocas decenas de europeos - muchos refugiados y sobrevivientes en sus propias naciones - que llegaron a tierras que luego se convirtieron en sus colonias. La experiencia histórica enseña que en general no es bueno jugar el papel del Monte Ararat después de un cataclismo.

Prima facie, se debe apostar a un mal resultado para quienes recibirían refugiados en estas condiciones. Esto también significa, para los sobrevivientes del arca, que no deben esperar ser recibidos con mucha calidez, o que cualquier buen recibimiento podría tornarse en una situación hostil rápidamente. Los líderes de ambos grupos tendrán que pasar por momentos muy difíciles al tratar de mantener la paz.

Cada vez que ocurre alguna guerra o hambruna en alguna parte del mundo y se forman enormes campamentos de refugiados en países vecinos, por más que dichas instalaciones cuenten con el auspicio y apoyo de la ONU y muchas organizaciones no gubernamentales (ONG), empiezan a producirse serios trastornos. Recordemos solamente que los "campos de refugiados" palestinos se inscriben dentro de una disputa geopolítica muy violenta en el medio oriente. Esos problemas pueden empezar con suma facilidad pero es muy difícil terminarlos aún para países y gobiernos que se encuentran en situaciones de ventaja militar, política y financiera. Nadie puede apostar, por lo tanto, a la continuidad de la paz en una situación en la que haya refugiados si no se proporciona una correcta asimilación o repatriación en el largo plazo, y sin recursos suficientes como para mantener a esos sobrevivientes en el corto y mediano.

Por lo tanto, para entender lo que significa en realidad el uso de una estrategia de supervivencia como el "Arca de Noé" y antes de apostar por ella, hay que quitarse de encima la pre concepción un tanto simplista que podemos obtener de la lectura de la Biblia, y colocarnos en la posición que ocuparía cualquier participante de semejante proceso. Y en este caso nos toca analizar lo que le sucedería a quien debe brindar ayuda. Y vamos a hacerlo con un ejemplo extremo, que no necesariamente constituye ciencia ficción dados los elementos de juicio que actualmente nos brinda la ciencia: ¿qué sucedería si la Tierra entrara en contacto con seres de algún otro planeta que fueran en realidad, sobrevivientes de alguna catástrofe y hubieran encontrado aquí, en la Tierra, su Monte Ararat?

¿Por qué un OVNI no podría ser un "Arca de Noé" espacial? Las probabilidades indican que casi con seguridad existe vida fuera de la Tierra, pero de acuerdo a las mismas leyes probabilísticas y también la evolución natural de las especies, esas formas de vida deben ser casi con seguridad tan imperfectas como nosotros y las que tenemos en nuestro planeta. Por eso ¿qué razón válida tenemos para apostar al hecho de que los extraterrestres sean más sabios e iluminados que nosotros? El hecho que pueden poseer una tecnología un tanto o vastamente superior a la nuestra no quiere decir mucho: los nazis eran tecnológicamente más avanzados que los pigmeos africanos, pero de ninguna manera ética o moralmente mejores.

Puede que no sean otra cosa que refugiados de una guerra espacial o víctimas de su propio desastre ecológico?

Dado que el problema es extenso, lo dividiremos en varias partes que trataremos por separado, pero como introducción, empecemos por decir que entre los sobrevivientes y los que los reciban existirán siempre diferencias culturales, entendiendo a esto como aspectos disimilares en lo tecnológico, científico educativo, artístico, y otros aspectos que conforman cada civilización, además de diferencias físicas que serán tanto más obvias en el caso de etnias diferentes, o como en el que nos ocupa, especies que podrían compartir muy poco o nada en común.

Cuanto mayor sea la diferencia cultural entre los sobrevivientes y los receptores de esos sobrevivientes, mayores serán potencialmente los problemas, tanto en número como gravedad. Como las posibles diferencias entre los terrícolas y los extraterrestres - recordemos que ésta es la hipótesis sobre la que estamos pensando en este caso - podrían ser extremas, el potencial para que se desarrollen problemas sería sumamente elevado. Hay varias preguntas que caben en este caso:

¿Será correcto pensar que los alienígenas serán realmente superiores en lo técnico, tecnológico y moral?

¿Su presencia puede significar un riesgo de salud para el ecosistema terrestre?

¿Qué impacto podrían tener en la civilización humana?

¿Será moralmente correcto ayudarlos o la Tierra debería abstenerse de intervenir en los asuntos extraterrestres?

¿Tendría derecho la Tierra a permitir que otro bioma planetario se extinga por no prestar asistencia? ¿Nuestra lealtad a la vida debe limitarse solamente a nuestro planeta?

¿Sería posible definir con seguridad la hipótesis de conflicto que crearía una presencia extraterrestre en tales condiciones?

¿Quién podrá hablar en representación de la Tierra? Resulta difícil responder por anticipado a estas preguntas dado que actualmente se trata de un caso meramente hipotético, pero lo que se debe tener en cuenta es que en algún momento, si se produce una crisis semejante, podemos apostar a que estas preguntas deberán hacerse y responderse con mucha rapidez.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com