Oro y dedos del Yukón

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Tótems versus exploradores

Los barcos del tesoro

Las joyas de siempre

¿Qué hay que tener en cuenta antes de buscar oro?

El baluchiterio de Chapman Andrews

Las minas de oro de Weil

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Equipos de supervivencia

El Yukón es una región bastante interesante, no solamente por su paisaje sino - por supuesto - porque allí es donde comenzó la fiebre del oro, durante el siglo XIX. Se sabe que cientos de miles de personas fueron hasta allí tratando de enriquecerse, pero solamente unos pocos lo lograron.

El problema es que no solamente resulta muy difícil sobrevivir en un clima sub ártico como el de esa región, sino que además, para cuando llegó el grueso de los exploradores y prospectores, la mayor parte de los terrenos donde el oro se encontraba a flor de tierra y relativamente fácil de extraer, ya habían sido explotado.

Pero algunas cosas de aquel entonces todavía continúan: Hoy en día se extrae oro del terreno, pero principalmente en forma de pequeñas pepitas o gránulos que se encuentran altamente mezclados con la tierra y la piedra. Ya son muy pocos los que realizan la extracción directamente del agua, aunque todavía hay gente que se anima a explorar los arroyos de la zona en búsqueda de este metal precioso.

No hay que engañarse: La mayor parte de los buscadores y buscadoras de oro se han ido con las manos vacías, pero eso no quiere decir que no se pueda encontrar el metal.

Por supuesto, la región ofrece toda clase de oportunidades para los viajes de aventura, la práctica de deportes extremos, como el rafting, parapentismo y el ciclismo de montaña, y particularmente recomendables son los paseos en avión o helicóptero para admirar el increíble paisaje de la región.

Y si esto se complementa con algunas excursiones para buscar oro, se tendrán unas vacaciones de maravilla y hasta quizás una fortuna. Muchos de los exploradores y buscadores de oro que se aventuraron por la región del Yukón, durante la fiebre del oro del siglo XIX eran personas comunes, sin ninguna experiencia en las actividades al aire libre y mucho menos, en un clima tan extremo como el que se encuentra en esa región del Canadá colindante con Alaska.

Uno de los problemas que presenta la supervivencia en zonas polares es, por supuesto el congelamiento; De las diversas partes del cuerpo que más frecuentemente se congelan, los dedos de los pies suelen resultar de las más inocuas. Es decir, si hay un caso de congelamiento y posterior gangrena de alguno de los dedos de los pies, el afectado puede ni siquiera sentir qué es lo que sucede.

Por eso es importante no solamente contar con el equipo adecuado, sino también inspeccionar diariamente el cuerpo, para detectar los síntomas de congelamiento ni bien aparezca y cuando la cuestión sea todavía reversible.

Hay reportes de que algunos soldados alemanes durante la campaña en el frente ruso, sintieron en algún momento que tenían algo suelto entro de sus botas y que les molestaba, como si fueran pequeñas piedras; Cuando las revisaron, vieron que se trataba de sus dedos, que se habían desprendido.

Y lo más probable es que no se trate de un simple mito: Los buscadores de oro del Yukón desarrollaron una tradición que consiste en tomar un vaso de licor con un dedo humano adentro, y no hay que tragarlo, claro está. Todavía en la actualidad se puede pedir un trago de estos en algunas tabernas o bares de la región.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com