Miedos y estrés al volante


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Material y equipamiento para llevar en salidas de un día al aire libre

Normas de seguridad para la práctica de ciclismo

Productos y servicios relacionados

Equipamiento para defensa personal

Equipo de supervivencia

Si prestamos un poco de atención, vamos a ver como muchas actitudes de los conductores solamente se explican si tenemos en cuenta sus miedos, miedos propios de una sociedad competitiva que los obliga a querer imponerse al volante.

Quién no habrá experimentado alguna vez el que ir manejando o conduciendo un coche, y que otro auto lo supere excediendo la velocidad permitida, solamente (todo parece indicarlo) porque nosotros acabamos de adelantarlo manteniendo nuestra velocidad fija. O a la inversa, quién no sintió alguna vez la necesidad de volver a pasar a quién nos acaba de adelantar de forma totalmente razonable. Quizás si usted es una conductora, una mujer al volante, no lo haya sentido...pero si es un conductor, lo más probable es que sí.

Otro caso: el de la "batalla" de coches en las intrincadas calles de ciudades con tránsito denso. Allí vemos como el grande se "come" al chico: los que manejan colectivos o conducen autobuses a los que tienen 4x4, los que tienen vehículos todo terreno a los que tiene automóviles o turismo chicos, los que tiene coches chicos a los ciclistas, los ciclistas a los peatones, y así sucesivamente hasta llegar a los niños que (con su baja altura) respiran más que nadie la contaminación generada por los automotores.

Es habitual ver a mujeres conducir vehículos grandes, muchas confiesan que así se sienten más seguras, y pueden "imponerse" en la jungla vehicular. Quizás esta sea una de las razones de la popularidad de los vehículos todo terreno o 4 x 4 en el contexto urbano, lo que de otra forma no tendría mucho sentido: "desde arriba" se domina a los que "están abajo". Un principio válido para las artes marciales, y parece que también (al menos psicológicamente) para los que conducen vehículos terrestres.

La música es también una forma de alienamiento, de expresar independencia o rebeldía al volante, dependiendo el caso. El ponerla a una volumen tal que se escucha a cientos de metros a la redonda, no sólo afecta a la capacidad de conducir bien, sino que manda un mensaje claro sobre lo poco que nos importa el que a los demás les interese o no escuchar dicha música.


Un video que puede ser un ejemplo de como la música puede servir también para relajarse al volante.

La razón psicológica de actitudes como estas parece explicarse en la competitividad o necesidad de lucha e imposición innata en el hombre, sumada al miedo de quedar rezagado, de "perder", que vale también para cualquier otro vehículo (a parte de su cuerpo) que dependa de su voluntad.

Personalmente creo que, estemos o no al volante, debemos evitar comportarnos de una forma que no nos aporta nada, exceptuando estrés, ansiedad, nerviosismo, irritabilidad y demás problemas psicológicos derivados de la necesidad de pensar la vida solo como una cuestión de "ganar" o "perder".

Hay que disfrutar incluso de la conducción, y también hay que estar atento y manejar con cuidado, porque da la "casualidad" de que este tipo de actitudes son la causa de muchos "accidentes", y también de muchos problemas coronarios, ambos sumados, quizás la mayor causa de problemas de salud y muerte prematura en el mundo moderno.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com