El esquí de montaña o travesía


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Esquí, diferentes estilos y modalidades (I)

Esquí y ecología: como cuidar el medio ambiente esquiando

El equipo de aventura y supervivencia

¿Qué hacer bajo la lluvia? (I)

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

El esquí de travesía también se conoce como esquí de montaña. Lo que diferencia a esta modalidad del esquí de fondo, es que los esquís a utilizar en el esquí de montaña pueden ser los para descenso (alpinos) o carvin (parabólicos) a los que se le fija la piel de foca para que no deslicen en las subidas; mientras que en el esquí de fondo los esquís son más finos que los esquís para pista y en vez de usar piel de foca, en la zona central (patín) se enceran para evitar deslizamientos, y en las colas (parte trasera) y las palas o punteras.

La piel de foca que se adhiere a los esquís tiene diferentes medidas, teniendo que elegir la que mejor se adapta al diámetro de nuestros esquís. Esta piel puede pegarse y/o engancharse (existen sistemas mixtos en este sentido).

Piel de foca de esquí de montaña
Vemos como este esquiador despega la piel antideslizante de sus esquís,
para poder (estando ya arriba) pasar de la práctica del esquí de fondo a la de esquí alpino, lo que constituye el esquí de montañá o travesía.

Las fijaciones son especiales, "fijaciones de travesía", y aunque existen sistemas que permiten adaptar las fijaciones de esquí alpino para que se conviertan en unas de travesía (tipo fondo, es decir, que permita levantar el talón), el precio (y el peso, importante en montaña) es más o menos el mismo, por lo que quizás convenga en estos casos comprar directamente las fijaciones de esquí de montaña. Lo mismo pasa con las botas, que son más blandas (aunque las hay más y menos) que las de esquí de pista.

El esquí de travesía o de montaña suele realizarse en lugares relativamente más aislados que en donde se realiza el esquí alpino o el nórdico, por ser casi por definición una modalidad de "fuera de pista". Es por eso que desde el punto de vista de la supervivencia y los primeros auxilios ante aludes o avalanchas, es imprescindible llevar, primero, una pala, preferiblemente plegable y de poco peso (por razones obvias para cualquier montañista. Por otro lado, lo que se conoce como "ARVA", es decir, un pequeño aparato que emite una señal y que permitiría que nos encuentren si quedamos sepultados por un derrumbe. También son necesarias las sondas, es decir, palitos finos que se insertan en la nieve para determinar si hay algo abajo. Hay que tener en cuenta que siendo este un problema de seguridad lo mejor sería invertir un poco de dinero que perder la vida. Sin embargo, en caso de emergencia, y si no disponemos de las reales, se pueden improvisar con (por ejemplo) las varillas que de plástico que constituyen la estructura de las carpas o tiendas de campaña con algunas modificaciones.

Para conocer más sobre esquí busque más en aquí o en nuestro foro



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Diccionario Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com