Medio cavernícola: al aire libre no tan libre


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Espeleología y exploración

Equipo para la práctica de la espeleología (I)

Espeleología: sistemas de iluminación a gas y eléctricos (I)

Espeleología: sistemas de iluminación a gas y eléctricos (I)

Espeleología: recomendaciones para principiantes

El Güeyu Deva (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Equipamiento para defensa personal

Equipo de supervivencia

Aquellos que visiten una cueva por motivos de turismo, deporte, ciencia (espeleología) o por cuestiones de supervivencia (para vivir y resguardarse del tiempo en caso necesario) deben saber cuales son las particularidades que caracterizan a este medio. Entre las más importantes podemos mencionar:

La oscuridad. La oscuridad, exceptuando los lugares cercanos a la o las entradas, es absoluta. Sin un artefacto que permita iluminar una cueva o una caverna, difícilmente podamos tener alguna chance de recorrerla sin perdernos.

Antiguamente, los mineros usaban lámparas de carburo, las cuales contaminaban el ambiente tanto con los gases que emitían como con los residuos de carburo que se abandonaban en las cuevas. Ahora, si se usan, se hace de forma tal de no dejar residuos (son los carbureros), ya que la alternativa eléctrica es ahora más eficiente (generalmente recargables), aunque no más barata, de mucho poder de iluminación. Las hay de led o de lámpara (halógenas o convencionales), y a su vez de mano o frontales (que se agarran al casco o a la cabeza).


Residuos de lámparas de carburo
Residuos de lámparas de carburo.

La temperatura. La temperatura en las cuevas o cavernas suele ser uniforme, y (salvo casos particulares en que varía por las corrientes de agua y aire que la cruzan, etc.) oscila entre los 8 y los 15 grados centígrados, sea cual fuere la temperatura imperante en el exterior de la misma.

La humedad. La humedad suele ser muy alta, sobre todo en las cuevas vivas: entre 80% y 100%.


En una cueva de grandes dimensiones
En una cueva de grandes dimensiones

El aire. El aire, pese a lo que puede pensarse, suele ser muy puro. Sobre todo desde que se usan las modernas linternas que no emiten gas tóxico alguno.

La presión. No existe una gran diferencia de presión entre el interior y el exterior de las cavernas, sin embargo, sí hay la suficiente como para generar corrientes de aire en aquellas que poseen más de una abertura.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com