La limpieza del caballo (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Limpiando cuadras o establos, lo básico

Las botas de monta

El casco de equitación y las caídas del caballo

El pantalón para montar

Glosario ilustrado de la anatomía exterior del caballo

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equitación, cabalgatas y caballos

Equipo de supervivencia

Un caballo además de ser en cierta forma un "vehículo" de transporte, es ante todas las cosas un ser vivo. Por lo tanto, al exigirle un uso para el que no le es innatamente natural (el ser montado) hay que cuidarlo para que dicho uso lo perjudique lo menos posible. Así, en condiciones naturales un caballo no necesita ayuda para ser limpiado, pero en cautividad, viviendo en cuadras o establos con otros caballo, o desempeñándose como caballo de trabajo, de tiro o deportivo, la limpieza por parte de sus cuidadores es imprescindible.

Antes una aclaración: en este artículo no hablamos de la limpieza del "box" o lugar donde duermen los caballos en gran parte de su vida, para leer sobre eso siga este enlace.

Una limpieza completa implica el uso de varios utensilios, que serán de uso exclusivo de cada caballo para limitar le contagio de parásitos y enfermedades. Estos utensilios son los siguientes (los marcados con asterisco son los instrumentos de limpieza equina imprescindibles, el resto son recomendables pero opcionales):

1 - Escarbacascos o escarbavasos.*

2 - Rasqueta de goma o almohaza.*

3 - Cepillo para limpieza y rasqueta metálica para su limpieza.*

3 - Bruza y rasqueta metálica para limpiar la bruza.*

4 - Gamuza o trapo y esponja.*

5 - Segunda esponja.

6 - Peine.

6 - Brocha y pomada o grasa para cascos.*

7 - Escurridores.

- Si el caballo viene muy embarrado de una salida, antes de empezar la limpieza en seco se lo puede "manguerear" (tirar agua con una manguera) las patas e incluso el cuerpo, para sacarle el barro y evitar enduresca sobre su pelo; usando luego los escurridores (si tenemos) para ayudar a un secado más rápido. Una vez seco el animal, puede pasarse al proceso de limpieza en seco.


Manguereando un caballo.
Mojando las patas de un caballo.

- Antes de empezar la limpieza del caballo en seco, hay que atar al mismo por medio de la cabezada de cuadra. No tendrá puesto ningún otro tipo de equipo (ni silla, ni mantas, ni martingalas o protectores, ni vendas, etc.).

- Al limpiarlos algunos caballos, además de polvo, sueltan pelos, por lo que se recomienda tener ropa para realizar esta tarea, si es que no nos queremos ensuciar en exceso.

- Al caballo se lo limpiará siempre empezando por el lado izquierdo, de adelante (cabeza-cuello) hacia atrás.


Cuadras, establos.
Mantener las cuadras o establos limpios redunda en la higiene de los caballo.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com