Las botas de monta

Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

El equipo de aventura y supervivencia

¿Qué hacer bajo la lluvia? (I)

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equitación, cabalgatas y caballos

Equipo de supervivencia

Las botas idóneas para cabalgar deben ser de caña alta, es decir, que su caña llega hasta justo por debajo de las rodillas. Aunque podrían usarse botas de caña baja o media caña, incluso zapatillas, alpargatas o calzado convencional, la razón de ser de las botas es el proteger tanto a los flancos del caballo de las rozaduras, como a nuestro propia pierna de dicho contacto pendular que se da al cabalgar.

Las botas de montar pueden ser de una sola pieza, o incluir un cierre (cremallera), hebillas, etc., pero en cualquier caso conviene que (si disponen de algún tipo de apertura) la misma esté dispuesta de tal forma que no dañe al caballo mientras se lo cabalga, o cuando se lo azuza con los tacones, con o sin espuelas.


Botas de goma para montar a caballo.
Botas de goma para montar a caballo, a diferencia de las botas de para lluvia,
su suela no tiene relieve y son de una goma más flexible.

Pueden estar confeccionadas en cuero o ser de goma. Las de cuero o piel suelen ser más duraderas y cómodas, pero necesitan más cuidado por parte del jinete: limpieza, pomada o engrasado, lustrado, etc. Las de goma son, por el contrario, más incómodas, pero son mucho más fáciles de limpiar (con una simple "manguereada", agua a presión, suele ser suficiente) y por lo tanto muy recomendables si además de para cabalgar se las usa para andar o trabajar por cuadras o establos; además de ser (por supuesto) más baratas que las de cuero.


Botas para montar de cuero.
Botas para montar de cuero,
más duraderas y cómodas, aunque más caras.

En cualquier caso, siempre hay que asegurarse de que la bota que vayamos a elegir tenga un forro interior, lo que en el caso de las de goma es totalmente imprescindible si no queremos tener que forcejear para sacárnoslas cuando hayamos terminado de montar. La gran superficie que cubre la bota y la falta, en general, de ventilación del interior, hace que ésta tienda a pegarse al pie y a la pierna por la humedad que se condensa adentro al transpirar, y en el caso de la goma, si no existe un forro interior más o menos deslizante, sacárselas puede ser toda una odisea que llegue a necesitar la ayuda de varias personas por pierna... Que sepamos, aún no existe botas para montar de membrana impermeable-transpirable (tipo Goretex), lo cual es lógico si se piensa en que debería soportar muchos roces (el cuero es insuperable en ese sentido) además de que el que realmente transpira es el caballo, el jinete lo hace mucho menos, y que las botas de caña alta son tan grande que el precio sería realmente poco tentador, para no decir prohibitivo para la mayoría...


Polainas para montar con botas de trekking o montaña.
Polainas para montar con botas de trekking o montaña,
una solución alternativa y barata para el montañista y jinete ocasional.

Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com