Planificación de buceos: fórmulas, cálculos y tablas para buceo deportivo o recreativo (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Conceptos físicos aplicados al buceo o submarinismo (I)

Buceo: afecciones, enfermedades y primeros auxilios (I)

Deberes y atribuciones de los buzos deportivos o recreativos

Maniobras de compensación para buceo o submarinismo

Equipo para el buceo deportivo y recreativo

Algunas medidas higiénicas y de seguridad para la práctica de actividades acuáticas

Bodyboard ¿y algo que no debería hacerse...?

A favor de la verdadera pesca deportiva

Normas para la prevención del contagio de enfermedades en deportes acuáticos (I)

Productos y servicios relacionados

Equipo y servicios para deportes náuticos

Tiempo y profundidad de una inmersión

Debido a diversos factores físicos (que trato en detalle aquí) que varían en función de la profundidad, el tiempo de un buceo y la repetición de un buceo o inmersión tras otra, y buscando evitar los potenciales problemas de salud que podrían afectarnos si no tenemos estos factores en cuenta (según trato a su vez aquí), siempre debemos planificar nuestros buceos, calculando la profundidad máxima a la que podemos bucear en función del tiempo que queremos hacerlo, o viceversa.

Lo primero que hay que saber es que la profundidad máxima y los tiempos máximos de buceo de un ser humano en función de la misma, están determinados por diversos estudios científicos, y expresados en tablas. Estas tablas contemplan a su vez la posibilidad de que se repitan buceos, indicando el tiempo máximo para un intervalo de tiempo en superficie dado entre dichos buceos repetidos.

Por tanto, a efectos de cálculo, lo primero que hay que saber es que si realizamos un buceo tras otro, dejando entre ambos un tiempo en superficie de entre 10 minutos y 12 horas, este se considerará un buceo repetido. En cambio, si el segundo buceo se da tras un tiempo en superficie mayor a 12 horas, se considera un buceo simple. Por último, si un buceo se hace tras 10 minutos o menos de un buceo anterior, se considerará el mismo buceo.

Lo segundo que hay que tener claro es que cuando hablamos de "tiempo en el fondo" o "tiempo de buceo", nos referimos al tiempo que se cuenta desde el momento en que dejamos la superficie hasta el momento en que comenzamos el ascenso. Es decir, el tiempo de descenso es parte del "tiempo en el fondo" a efectos de los cálculos. Esto se expresa gráficamente de la siguiente manera:

Estos cálculos implican el manejo de tablas para tiempos límite de buceo de no descompresión, tablas para el intervalo en superficie y tablas de tiempo de nitrógeno residual o de repetición al final de un intervalo en superficie. Para los cálculos que haré aquí usaré una sola tabla para el buceo con aire (de no descompresión) que combina las tablas usadas por la International Association of Nitrox and Technical Divers (IANTD) y la marina de los EE.UU, utilizada por la Escuela de Buceo de la Cruz Roja Argentina.


Tabla para cálculos de buceo de no descompresión basada en las tablas usadas por la I.A.N.T.D. y la U.S. Navy
utilizada por la Escuela de Buceo de la Cruz Roja Argentina.

Ante una inmersión, sabremos los siguientes datos:

- Profundidad a la que queremos bucear. La misma tendrá un límite inicial "legal" determinado por nuestra categoría de buceo deportivo, y se referirá a la máxima profundidad a la que bucearemos durante nuestra inmersión.

- Tiempo que queremos bucear. En la práctica, este tiempo suele rondar entre 30 y 45 minutos, pero a veces, en función de la profundidad y de la cantidad de buceos repetidos, deberemos limitar este tiempo. A veces llamado "tiempo en el fondo", es la suma del tiempo de descenso más el tiempo de permanencia en el fondo.

- Tiempo de la parada de seguridad. Este será siempre de 3 minutos y se realizará a los 5 metros (para saber por qué, leer aquí).

- Tiempo de ascenso. Será siempre de 9 metros por minuto o menos.

- Si es el primer buceo (buceo simple) o no (buceo repetido) y, por tanto, si existe o no un tiempo en superficie entre buceos.

Estos datos iniciales se representan entonces en nuestro gráfico de planificación de buceo de la siguiente manera para un buceo simple:


Esquema de gráfico inicial de planificación de un primer buceo más un buceo repetido.

Lo primero que tenemos que determinar, es si podemos bucear el tiempo que queremos. O, dicho de otra forma, si el tiempo que queremos bucear no sobrepasa el tiempo límite que nos indica la tabla menos el 20%. Este 20% que debemos restarle al tiempo límite indicado por la tabla para una profundidad dada, es una medida de seguridad, ya que como indican las normas de seguridad para el buceo (de las que hablo en detalle acá) que nos indica que no se deben llevar los datos de la tabla al límite.

En la tabla buscaremos entonces la profundidad a la que vamos a bucear, y el tiempo máximo que corresponde a dicha profundidad. Si al restarle el 20% queda una profundidad de valor igual o mayor a la que elegimos bucear, no hay problemas, podemos bucear a esa profundidad. Si, en cambio, la profundidad que elegimos es mayor a la que nos da la tabla menos el 20%, entonces debemos elegir otra profundidad que no sobrepase este límite.

Otra norma a tener en cuenta, es que si la profundidad a la que queremos bucear no se encuentra en la tabla, buscaremos la profundidad mayor inmediatamente superior.

En resumen, y para nuestro ejemplo, si queremos bucear a 16 metros, colocaremos primero esta profundidad en el gráfico, de la siguiente forma:


Gráfico de planificación de un buceo inicial destacando la profundidad elegida para bucear.

Luego, buscaremos 16 metros en la tabla, pero no hay datos para esa profundidad, siendo la siguiente, la de 18 metros. Elegiremos entonces esa columna para buscar los datos que necesitemos en la tabla (aunque en realidad vayamos a bucear a 16) y vemos que el límite de tiempo de buceo a esa profundidad son 60 minutos. Menos el 20% de seguridad no quedan 48 minutos máximos de buceo, o tiempo máximo de buceo (TMB). Elegiremos entonces esa cifra o una menor. Para nuestro ejemplo tomaremos un buceo de 35 minutos, quedándonos el gráfico de planificación la siguiente forma:


Gráfico de planificación de la inmersión de un primer buceo,
destacando el tiempo máximo de buceo y el tiempo concretamente elegido para bucear.

En función de la profundidad, podremos determinar el tiempo de ascenso. Como la velocidad de ascenso debe ser de 9 metros por minuto, haremos el cálculo y redondearemos los decimales para arriba. Por ejemplo, si la profundidad es de 16 metros, dividida por 9 metros por minuto, nos da un tiempo de 1,7 minutos, el cual redondearemos a 2´. Este es el tiempo que deberemos tardar en subir para cumplir con las normas de seguridad. Entonces lo agregaremos a nuestro gráfico de planificación:


Gráfico de planificación de una primera buceda, destancando el tiempo de ascenso.

Sabiendo ya con certeza la profundidad y el tiempo al que vamos a bucear, siguiendo hacia abajo la columna correspondiente de la tabla para esa profundidad, ubicaremos el tiempo que vamos a bucear (si el tiempo no está, elegiremos el tiempo inmediato superior), y siguiendo entonces hacia la derecha la fila correspondiente, encontraremos una letra. Esta letra es la que se nombra en la tabla como "letra de grupo de repetición" al inicio del intervalo en superficie. Es decir, es la fila que habrá que tener en cuenta (en función de nuestro intervalo en superficie) si vamos a seguir los cálculos para un segundo buceo, o sea, un buceo repetido. Esta letra, para nuestro ejemplo es la letra "G", se coloca de forma gráfica de la siguiente manera en nuestra planificación:


Gráfico de planificación de una primera inmersión de buceo destacando la letra de grupo de repetición.

Ya tenemos entonces planificado nuestro primer buceo, un buceo simple.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com