El Gea

La delegación mexicana enviada a negociar el Protocolo de Cartagena promueve los intereses de corporaciones transgénicas (I).

Por Greenpeace México.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

29 de junio de 2005

En contraposición con naciones europeas, africanas y asiáticas, la delegación mexicana que participa en la Segunda Conferencia de Partes del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad, que se lleva a cabo en Montreal, está pugnando por instaurar un "programa piloto" de documentación de importaciones muy laxo basado en el TLC transgénico. Y es que la delegación mexicana está sorpresivamente integrada por el representante de las trasnacionales biotecnológicas en México, Carlos Camacho Gaos presidente de Agrobio; por Enrique Tron, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Maíz, uno de los principales promotores de la Ley Monsanto, y por Víctor Manuel Villalobos, el operador de la Sagarpa a favor de las empresas, quien además tiene procesos administrativos y penales en su contra, dio a conocer Greenpeace.

"Durante mes y medio solicitamos una reunión pública para conocer la postura que llevaría el gobierno mexicano a esta reunión en Montreal. Nunca se atendió esta solicitud y el subsecretario de la Semarnat Juan Elvira nos aseguró que esta postura tampoco la conocían las empresas. Es indignante constatar que no sólo las empresas conocían la postura sino que ahora están allá como parte de la delegación mexicana. Esta es una nueva prueba de al servicio de quién están los funcionarios responsables de proteger el medio ambiente en nuestro país", afirmó Alejandro Calvillo, director de Greenpeace México.

Al debatirse la manipulación, transporte, envasado e identificación de organismos vivos modificados (artículo 18 del Protocolo) la delegación mexicana propuso seguir lo que denomina "programa piloto de documentación", que consiste en una ruta crítica de importación y recepción en la que el etiquetado viene con la vaga leyenda de "may contain", "puede contener".

"Esta postura refrenda los compromisos del TLC transgénico[1] firmado por Villalobos a nombre de México con Estados Unidos y Canadá, cuya vigencia concluye en octubre de este año, y busca garantizar que los principales productores y exportadores de granos transgénicos puedan comercializar sus productos sin dar información precisa y sin supuestos obstáculos comerciales", dijo María Colín, asesora legal de Greenpeace.


Nota del Editor
[1] El TLC transgénico es el documento "Requisitos para la documentación de organismos vivos modificados para alimento humano o animal o para procesamiento" firmado por Víctor Manuel Villalobos, encargado de Asuntos Internacionales de Sagarpa, en octubre de 2003 y los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©