El Gea

Greenpeace alerta sobre el riesgo de un grave accidente nuclear (I)

Por Greenpeace España - Comunicado de Prensa.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El envejecimiento de los reactores, los fallos inherentes a la tecnología nuclear y la pérdida de cultura de seguridad han elevado la probabilidad de sufrir un accidente a niveles nunca antes conocidos

Un informe de expertos en seguridad nuclear realizado para Greenpeace Internacional y presentado hoy en Viena, sede del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), ha identificado un pronunciado descenso de la seguridad en reactores nucleares de diseño occidental y ha alertado de la posibilidad de que se produzca una grave accidente nuclear de consecuencias aún peores que Chernóbil, la mayor catástrofe nuclear hasta ahora conocida y de la que mañana se cumplirán 19 años.

El informe es un análisis exhaustivo de la situación de los riesgos nucleares en el mundo. El estudio concluye que debido a la combinación de una serie de factores (el envejecimiento de los reactores, los fallos propios de una tecnología intrínsecamente peligrosa, una cada vez menor cultura de seguridad nuclear como consecuencia de la falta de competitividad de la energía nuclear en un mercado eléctrico liberalizado, principalmente) los riesgos de los reactores del mundo occidental han ido aumentando en los últimos años y la probabilidad de que se produzca un accidente nuclear es ahora mayor que nunca.

Las principales conclusiones del informe son:

- Todos los diseños de reactores tienen fallos inherentes de seguridad muy serios que no pueden ser eliminados por medios técnicos.

- Un accidente grave en un reactor de agua ligera (la mayoría de los reactores en funcionamiento en el mundo; la totalidad de los que hay ahora en operación en España) podría liberar al medio ambiente radiactividad en un nivel varias veces superior al de la radiactividad desprendida en el accidente de Chernóbil, y cerca de 1.000 veces mayor que la de una bomba atómica de fisión nuclear (hay que recordar que la radiactividad liberada en el accidente de Chernóbil equivalió a 200 veces la emitida conjuntamente en los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki). En ese escenario habría que evacuar y recolocar a una gran cantidad de población en áreas de incluso más de 100.000 km2. El número de casos de muertes por cáncer podría exceder el millón.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©