Gabriela Mejia

Cuba, Estados Unidos y el Imperialismo en la Historia reciente (II)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Para que se resuelvan las dudas le puedo dar una pista, llene el espacio en blanco con "las Filipinas" (no con Irak, como seguramente pensó). ¿Nada aún?.. Lo estremecedor del asunto es que estos dos testimonios fueron escritos a finales del siglo XIX. El primero como discurso pronunciado el 4 de marzo de 1896 ante el Senado de los Estados Unidos por Roger Quarles Mills, bajo el título de "El imperativo apostólico"[1]. El segundo, el más macabro, es un Discurso de Campaña Senatorial en Indiana del 16 de septiembre de 1898 por Albert J. Beveridge, su nombre: "El imperio de la excelencia y la rectitud"[2].

Ahora la parte seria...

Bajo el gobierno republicano de Lincoln inicia la política imperialista estadounidense, encabezada por William Henry Seward (paradójicamente Secretario de Estado). La primera aspiración era el control marítimo del Pacífico, como enclave: sus islas. Más tarde se aprovecho el hundimiento del Virginia y el pretexto de piratería para iniciar una guerra con España lo cual permitiría establecer control y bases militares en las Filipinas y Cuba. Lo anterior permite ver a Europa como un enemigo cada vez menos importante ante el inminente avance del Destino Manifiesto y la Doctrina Monroe que fueron interpretados de diferentes maneras de acuerdo a la ocasión. La mayoría de las veces, la actuación se sujetaba a los imperativos paranoico-logísticos de la seguridad nacional.

Desde la época Colonial, a riesgo de caer en esencialismos, se puede afirmar que una característica muy clara de Estados Unidos ha sido el pragmatismo; esto permitió a sus habitantes sobrevivir. Una vez sobrepasado el trago de dominar el entorno se establecen economías locales que serán reguladas por la administración gubernamental. El mercado se convierte en fundamento y formulador de los patrones de comportamiento social; al cambio socioeconómico se adapta la ideología, un ejemplo es el darwinismo social que cae como anillo al dedo para el imperialismo y el monopolio. La aristocracia anquilosada de los viejos regímenes europeos era despreciada en tanto que no tenía un fundamento evolucionista de supervivencia y supremacía por aptitud como la oligarquía y burguesía bostoniana, por ejemplo.


Notas:
1 - Mills, Hon, Roger Q. "The freedom of Cuba" en The Parties and The Men- or political issues of 1896. The Issues of the Day Impartially Reviewed, Copyright. 1896 by Robert O. Law [s.l.] pp. 303 a 313*
2 - Beveridge, Albert J., The meaning of the Times and Other Speeches. By Albert J. Beveridge, The Bobbs-Merril Company. Inc., Indianapolis, New York, 1908, pp. 47 a 57*
* [Los testimonios y autores señalados a lo largo del ensayo se encuentran en: Orozco, José Luis, Las primicias del imperio, Testimonios norteamericanos 1898-1903, (col. La red de Jonás 1984), Premiá editora, México, 1984]




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©