El Gea

Cambio musical, devoción y procesos sociales:
análisis etnomusicológico de la procesión de Bandas de Sikuris del Abra de Punta Corral (XI)

Por Ignacio Moñino - Universidad de Buenos Aires


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Toda la atención de esos días en el Departamento se centra en la peregrinación y la ascensión al cerro ejecutando el siku, no teniendo la misma implicancia el concurrir como mero peregrino. La importancia de las bandas se hace muy fuerte dentro de la peregrinación. La ejecución individual a lo largo del camino de ida y vuelta no es practicada por nadie. Ejecutar siku viene acompañado intrínsecamente por la pertenencia a alguna banda, aunque sea momentáneamente (ya que puede cambiarse de banda una vez que se llega a la cima o durante el transcurso del camino, pero siempre se tiene que estar acompañado).

Asimismo, como dijimos antes, la participación juvenil ha aumentado considerablemente y lo continua haciendo cada año. Se podría inferir que la ejecución no es fundamentalmente un hecho de devoción, sino más bien, una importante actividad de identificación con la Banda, que permite un medio atractivo para la socialización, brindando reconocimiento social. Un "buen sikuri" abarca una serie de cuestiones que van más allá de la esfera religiosa, es decir, del hecho de tocar para acompañar a la Virgen y poder así cumplir las promesas realizadas. Se explicaría de esta forma cómo el prestigio que goza un ejecutante por fuera de la procesión, tiene su fundamento en el hecho de si es respetado dentro de la banda por ser buen músico. Por otro lado, la pertenencia a una banda no implicaría solo la ejecución de un siku, sino a todo aquel individuo que acompaña a la Banda o cumple funciones dentro de ella. "Sikuri" son todos los integrantes de la Banda sin importar la función que cumplen, sea bombero, platillero, artillero, utilero o quién lleva el portaestandarte.

4. Conclusiones

Pese a que estas aproximaciones son producto de una investigación aún inconclusa, podemos arribar momentáneamente a algunas conclusiones. El cambio cultural ha ido produciendo cambios a lo largo de décadas en la ejecución en banda, en el fenómeno de la peregrinación que acompaña a la Virgen del Abra de Punta Corral. Costumbres "conservadoras", como manifiestan los mismos sikuris, han sido ya abandonadas. El machismo, que disperso en diversas formas, lograba que las mujeres no participaran, ha disminuido en la actualidad, que aunque disminución paulatina, refleja grandes cambios. La participación juvenil, antes excepcionalmente permitida, ya ha ocupado el centro de la escena y genera sus propias consecuencias. Desde la voz de los sikuris podemos dar cuenta que más que lamentarse por el hecho de una pérdida de rigurosidad, originalidad musical o de pronunciar enunciados nostálgicos, consideran mucho más importante el aumento de participación por parte de las personas -aunque su mayoría sean jóvenes-como así también la creación de nuevas bandas.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©