El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (V)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

QUINTA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Este año, más de 100 personas fueron afectadas por una "enfermedad virósica de origen desconocido", en la zona de Chillar, en Azul.

Según los primeros informes médicos, la enfermedad se trasmite rápidamente de persona a persona. Los afectados manifiestan inflamación de los ganglios, colon, genitales, enrojecimiento de la boca, y unas pequeñas manchas en el abdomen que no pican ni arden. "La evolución de los pacientes es óptima, y ningún caso es de gravedad", aclara el informe. Pese a no saber de qué se trata, las autoridades minimizan posibles riesgos. Parece, por lo menos, aventurado.

Frente a estos síntomas, y al temor de que se tratase de meningitis, el Ministerio de Salud de la provincia envió dos especialistas: tomaron muestras y confirmaron que no se trataba de esa enfermedad sino de algo desconocido y "altamente contagioso", tanto así que los dos profesionales se contagiaron sólo 12 horas después de haber evaluado los primeros pacientes.

Del virus que provoca la misteriosa afección nada se sabe. Habría que investigarlo. Según el Dr. Moisés Spitz, Director del Instituto de Microbiología Carlos Malbrán, (donde las muestras analizadas se utilizaron sólo para descartar la meningitis), el país cuenta con condiciones tecnológicas para llevar adelante los estudios. Según otras fuentes, no es así. Hay quienes sostienen que la eventualidad de una conexión entre los experimentos del "86" y la actual enfermedad ahuyenta cualquier posibilidad de que la investigación se efectúe en la Argentina. Por ahora las autoridades han encargado la preparación de muestras para ser enviadas a analizar en Atlanta, Estados Unidos.

Por otra parte, aunque el Dr. Saúl Gleich, Director Provincial de Medicina Sanitaria, descartó rotundamente cualquier vínculo entre los dos episodios, destacados especialistas relacionados con la cuestión prefieren ser más prudentes, sin que falte quien abriga serias sospechas de que exista alguna conexión. Sería interesante saberlo. Entre otras cosas porque de la enfermedad del '93 se conoce tan poco que ni siquiera puede aventurarse algo sobre eventuales efectos posteriores. Hay investigadores interesados en descubrir si este virus tiene algo de "vaccinia" -El virus Vaccinia es el "virus vivo" que se encuentra en la vacuna contra la viruela; es un virus de tipo "pox" de la misma familia del virus de la viruela; cuando se aplica a los seres humanos en forma de vacuna, ayuda al cuerpo a crear inmunidad contra la viruela; la vacuna no contiene el virus de la viruela y no puede causar viruela- y sostienen que intentarán averiguarlo por su cuenta.

Así que la situación hipotética que aquí enfrentamos podría resumirse de la siguiente manera: en 1986 militares norteamericanos, un laboratorio de la misma nacionalidad y uno francés, con el apoyo de parte del gobierno argentino, realizan experimentos bacteriológicos secretos en la localidad de Azul. Estos experimentos, sumamente deficitarios, son suspendidos cuando la prensa internacional primero y la nacional después -y no al revés, como sería lógico- los reflejan, provocando una investigación oficial que da por terminados los mismos. Conscientes de que el material y conclusiones realmente importantes son llevados fuera del país por los especialistas extranjeros, aquí se abandonan las instalaciones, parte del personal es reabsorbido por otras funciones laborales dependientes del gobierno (lo que en una nación de permanente inestabilidad económica como la nuestra es suficiente para comprar el silencio) y muy posiblemente las cepas, o parte de ellas, quedan fuera de control así como las "consecuencias colaterales" de tales trabajos. Siete años más tarde, una extraña enfermedad se despierta casualmente en la misma ciudad. Muestra su aspecto más benigno, ciertamente, pero es altamente contagiosa, pasa inadvertida para la prensa y aparentemente "desaparece" sin más. Y en el 2002, una extraña ola de mutilaciones comienza precisamente en la región de Azul.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©