Racionales, cuando se quiere (I)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

¿Quién no sabe que en España existen las corridas de toros y las plazas construidas para tal efecto? ¿Quién no conoce los llamados "encierros", como el de San Fermín, donde la gente o los "mozos" corren adelante, atrás o al lado del toro, evitando muchas veces sus cornadas y pisotones, a veces accidentándose y encontrando en muy contadas ocasiones la muerte? Todo esto es muy conocido en el mundo, por ser parte del folclore, de lo considerado tradicional en España.


Video de un encierro popular en una plaza de toros de España.

Lo que muchos no saben es que en España misma hay gente que considera aberrante que se conozca a España en el mundo por un práctica (nunca mejor dicho, ya se verá) tan bárbara. Y esto sucede porque muy pocos saben que al margen de que usarse a los toros o a cualquier animal como un divertimento popular no deja de ser cruel, es indiscutiblemente cruel que en ese proceso de divertimento de masas se recurra a la tortura y que finalice en el 99,9% de los casos con el asesinato del animal.

Porque muchos saben que los toreros suelen matar al todo en las corridas, pero no que si no lo hace el toro igualmente se sacrifica. Esto ocurre ya qué (puede pensarse "con razón") herido como termina el animal ya no servirá para otro espectáculo. Sin embargo, una vez más pocos saben que en los contados casos en los que el torero resulta herido y el toro no, el animal también se sacrifica... Es decir, en las corridas de toros al animal SE LO MATA SIEMPRE independientemente de cómo termine físicamente.

Es más, fuera de España muy pocos saben que el toro SE SACRIFICA CASI SIEMPRE incluso luego de los encierros y fiestas populares donde se ve involucrado, donde generalmente no sale herido ni con ningún impedimento físico que pudiera dejarlo impedido para otra corrida.

"¿Cuál es la razón?" pregunté. Me respondieron literalmente "Hay que matarlo porque el toro aprende"...

Confío en que si usted no tenía noticias de esta forma de pensar, le resulte no sólo ridícula, sino irracional, hipócrita y aberrante. Pero para que no me tilden a su vez de irracional, voy a fundamentar el porqué considero ridícula esta justificación de la matanza del toro, y voy a decir cual me parece a mi que es la verdadera razón por la que se lo mata.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©