Crítica de Películas

La Guerra de las Galaxias - Episodio I
La Amenaza Fantasma (I)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

1 - Sublime, imprescindible.
2 - Hay que verla, sorprende.
3 - Hay que verla, no está mal.
4 - Ni fú ni fá, usted decide.
5 - Véala si no tiene algo mejor que hacer.
6 - No hay que verla.
7 - Decadente, patética.

Fue grande la expectativa que generó el inminente estreno del primer episodio de la nueva trilogía de La Guerra de las Galaxias, este clásico de clásicos de la ciencia ficción. Como suele suceder con productos artísticos que impactaron tan profundamente en el gran público, el que luego de tantos años una continuación o segunda parte (en este caso una "precuela") logre ser no sólo un éxito económico (lo que el marketing actualmente torna relativamente fácil) sino también un éxito cultural, cinematográfico, un nuevo clásico a la altura del ya consagrado al que precede en el tiempo (y antecede en la ficción en este caso) es algo poco menos que imposible.

La Guerra de las Galaxias, Episodio I: La Amenaza Fantasma.
La Guerra de las Galaxias, Episodio I: La Amenaza Fantasma.

Lograr esta continuidad del culto de La Guerra de las Galaxias al 100%, significaba contentar principalmente a los viejos fans: atraer a las filas de seguidores de este mito a nuevos adeptos que recrearan la vieja saga a la luz de las nuevas trilogías, es en cambio algo mucho más fácil desde el momento en que no ha surgido desde la primera trilogía una serie de películas de ciencia ficción tan bien logradas y tan innovadoras, salvo algunas excepciones (como la saga de "Volver al Futuro").

Es decir, lo difícil era, para decirlo simplemente, lograr que la segunda parte sea tan buena como la primera, cosa que quizás solo podrían conseguir apreciar los que habían disfrutado de la primera antes de que el marketing se ocupara de reflotarla para los que no tenían noticias de ella (si es que quedaba alguien que no la conociera...), cuando la atracción dependía casi por completo del producto mismo, y no de la fama ya lograda y de las florituras que se agregan cada vez más para vender incluso hasta lo invendible.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©