El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (X)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

SEGUNDA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"... De esto hace eco el francés Michel Granger en su libro Le Grand Carnage (La gran matanza), publicado por Carrière en 1986, tal vez el mejor libro publicado hasta la fecha sobre el asunto de las mutilaciones: El rumor de que figuran humanos entre las víctimas de las mutilaciones clásicas no deja de circular, notablemente en Colorado en 1974 y en Montana en 1975. Esto ocurrió mayormente en los círculos ufológicos, donde la información recabada a veces se obtiene de fuentes secretas y casi imposibles de rastrear. Entre 16 a 20 casos fueron presentados en los últimos años: una pareja en Texas, más de seis en California, dos en Arizona...".

Granger declara que en estos casos, el resultado de las autopsias es casi siempre el mismo -extracción de las vísceras con énfasis en el corazón y el hígado, y la remoción de ambos pechos cuando las víctimas han sido mujeres. En tales casos, tanto la oficina del forense como las autoridades policíacas han achacado la culpa a "depredadores" y "grupos sectarios", aunque se pasa por alto hacer mención de las extrañas enfermedades contraídas por los que practican las autopsias a estos restos humanos, dato que hace que Granger sospeche la presencia de agentes bacteriológicos en las víctimas.

El primero de estos casos parece haber sucedido en 1973, cuando Don Ecker, actual director de la revista "California UFO", se desempeñaba como oficial de la policía en el estado de Idaho (EE.UU.). Aunque Ecker se ha mostrado reacio a divulgar más detalles sobre el asunto, su resumen "The Human Mutilation Factor" (El factor de las mutilaciones humanas) apareció en el pizarrón electrónico Paranet BBS en 1989: según cuenta Ecker, dos cazadores de ciervos se internaron en los bosques del condado de Jerome, Idaho, y descubrieron un cadáver mutilado en una región remota. Vestido de pantaloncillos, la víctima presentaba la misma clase de marcas que caracterizaban las mutilaciones de animales: extracción de órganos, eliminación de labios, ojos y órganos genitales. Temiendo que los mutiladores pudiesen estar aún en la zona, los cazadores huyeron y dieron parte a las autoridades. El equipo de acampar del mutilado fue descubierto a muchas millas de distancia de la región inhóspita en donde acabaron sus restos. El único comentario que hizo la policía fue que "no había ninguna manera de que la víctima pudiese haber recorrido dicha distancia descalzo". De acuerdo con la revista Stigmata, publicada por el investigador de mutilaciones Thomas Adams, se tiene conocimiento de un caso de mutilación humana en la década de los '50 que fue atestiguada por elementos militares estadounidenses, y en el cual está relacionado el fenómeno OVNI.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©