El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (XLIII)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

PRIMERA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Comencé a ver un reflejo como si hubiera salido el Sol o la Luna, se me paró el motor de la camioneta y se me fue contra un bordo, las luces se pusieron en intermitentes, la radio se volvió loca, cuando me bajé del móvil se levantó una gran plataforma en forma triangular". Con lujos de detalle, el sargento Guillermo Arias relató a Telediario la experiencia que vivió en la noche del domingo cuando estaba en cumplimiento del servicio. Siendo las 23:30 y advertido por otros policías de la presencia de luces extrañas en la zona de la sierras del sur, abandonó su lugar en el destacamento de Chaján y se dirigió hacia la zona oeste y luego de recorrer unos 25 Km. se encontró con el objeto volador no identificado. Al volante de la camioneta patrullero logró divisar una formación de siete luces a la distancia y decidió avanzar unos 10 kilómetros por un camino vecinal de tierra. Cuando había transitado esa distancia, notó no sin sorpresa que el motor del vehículo que tripulaba se detenía súbitamente y con el envión fue a dar contra un bordo de la banquina. Simultáneamente en el hábitat de la camioneta las luces del tablero iniciaron un desordenado prende y apaga, el radio policial se enloqueció y comenzó a mostrar en su dial el paso discontinuo de las frecuencias (cifras de cada canal), en tanto que todo ese espacio de la cabina se invadía de un olor acre, como de cables quemados y la luz del interior que no funcionaba al igual que el indicador de Stop, comenzaron a encenderse alternadamente. Presa de nerviosismo, Arias, saltó de la camioneta y retrocedió unos metros por el camino, perdiendo en la huida su teléfono celular. La oscuridad ahora era total, cuando de repente y de en medio de esa situación, de un campo vecino al camino se encendió una inmensa luz a la vez que un objeto de forma triangular se elevaba majestuosamente. Ahora, el temor dejó paso a un estado de terror en el veterano policía que se veía asediado por lo que él describió como una verdadera "ciudad flotante" de unos 200 metros de largo, con una larga hilera de "ventanillas" (dijo que quizá eran como 100), en las cuales Arias manifestó haber observado como que algo se movía detrás de ellas. Describió a esos movimientos como televisores que hacen rayas y de sombras a las cuales definió como "no humanas" y que muchos rayos de luces salían de la parte inferior del objeto triangular en dirección al piso. El suceso, según Arias duró 2 a 3 segundos, pero que a él "le parecieron una eternidad". Presa del pánico no quería regresar a la camioneta patrullera, cuando de pronto el objeto triangular se elevó y se alejó desapareciendo tras unas lomas de un campo cercano. Arias indicó en su testimonio que mientras el objeto se alejaba todo el sector quedó "como de día", ya que podía observar nítidamente hacienda, campos, alambrados, etc., y que la vislumbre duró unos 20 minutos más. Cuando logró recomponer su estado de nerviosismo, regresó al vehículo y dio aviso a sus camaradas de inmediato de lo que acababa de sucederle, recibiendo instrucciones radiales de que ya estaba partiendo hacia allí refuerzos en su ayuda. En medio de la oscuridad escuchó sonar la chicharra del teléfono celular y fue así como pudo encontrarlo, y al atender era su esposa que lo estaba tratando de ubicar junto a sus camaradas. Relató brevemente lo sucedido y diciendo que estaba bien se aprestó a recibir el apoyo anunciado. El agente Barrios desde Achiras trataba de mantenerlo calmo por medio del radio, al igual que el Sargento Medina que fue el primero en intervenir y el Sargento Primero Córdoba, suboficiales que acudieron de inmediato a la zona donde el camarada pedía auxilio. Entre tanto otro personal radiaba el hecho a los superiores en la Unidad Regional 9 con asiento en la ciudad de Río Cuarto, que tras conocer los hechos, impartieron directivas específicas.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©