El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (XII)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

PRIMERA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Las características de los roedores responden a una especie tradicionalmente poco desarrollada en nuestro ámbito, del género Oxymycterus, pero que ha proliferado significativamente en los últimos tiempos, al igual que los zorros, según datos registrados en anteriores estudios por el grupo de fauna y biología de la UNICEN.

El informe concluye que "es indudable que han existido una serie de factores ambientales, de manejo y producción, que impactan de diferentes maneras en el eco-sistema, con desequilibrios evidentes entre especies, así como en los hábitos de las mismas".

Las observaciones realizadas por los técnicos permitieron constatar que los animales estudiados presentaban, en términos generales, lesiones con un mismo patrón; una fuerte asociación de las lesiones con aberturas naturales, como boca, orejas, glándulas mamarias, recto, vulva, y, en casos muy excepcionales y generalmente con más tiempo de muertos, en abdomen.

A los efectos de obtener información adicional se colocaron animales recientemente muertos, sin lesiones, en lugares elegidos para observarse la acción de predadores, constatándose que las lesiones producidas fueron exactas a las del resto de los animales estudiados y que habían sido encontrados muertos.

Cané señaló que "en el inicio de los estudios no descartamos la acción humana pero se ha probado que no la hubo porque no hay presencia de elementos narcotizantes; quedó demostrado, en animales muertos recientemente, que los cortes no son tan precisos sino aserrados y los estudios nos indican que los animales murieron por causas naturales y no en forma provocada" al tiempo que aseguró "todos los organismos públicos concluyen en esta afirmación".

El funcionario agregó que "se analizaron los casos de animales muertos y mutilados más recientes posibles, con la mayor rigurosidad. Esta es una prueba concreta. Esto es lo que se probó".

Por su parte, la Dra. Tapia señaló que "la dieta de los ratones normalmente es de lombrices e insectos, pero evidentemente ha ocurrido un cambio en este hábito ante la falta de insectos y lombrices. Nosotros estamos pensando que hay una modificación en las poblaciones normales de la fauna del hocicudo rojizo, pero la explicación de por qué estos roedores pueden haber cambiado el habito alimenticio es parte de otro estudio más amplio". Los estudios y análisis que contribuyeron a la confección del informe final estuvieron a cargo de un equipo interdisciplinario del que participaron investigadores de entidades científicas y técnicas públicas del ámbito nacional y contaron con la colaboración de profesionales del ámbito privado.

Intervinieron en los estudios las facultades de Veterinaria y de Ciencias Exactas de la UNICEN; el INTA-Balcarce, las facultades de Ciencias Exactas y Naturales y de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires. Además se realizó intercambio de información con las facultades de Ciencias Veterinarias de las Universidades de Río Cuarto, Córdoba, y General Pico, La Pampa.

Buenos Aires, 1º de julio de 2002





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©