El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (VII)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

PRIMERA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

j) Pero en tren de equilibrar el fiel de la balanza, cierto es que algunas objeciones emitidas por algunos colegas para denostar la hipótesis que llamaremos "conspirativa" (la de las operaciones encubiertas), son producto evidente de la ignorancia -en el más respetuoso sentido que podamos dar al término- técnica: se señala, por ejemplo, que de haberse empleado helicópteros el ruido provocado por los mismos hubiera sido escuchado a decenas de kilómetros en derredor de las tranquilas noches campestres. El punto es, sin embargo, que ello obvia la ya conocida existencia, no sólo de los conocidos "helicópteros negros" -sobre cuyas reiteradas apariciones en todo el mundo demasiado se ha escrito, rescatando aquí el bajísimo nivel de ruido de sus rotores comentado por casi todos los testigos, cuando incluso no se habla de un "silencio absoluto"- sino de un cierto número de avanzados prototipos más allá de la fase de experimentación de empresas aerocomerciales públicamente conocidas, que han podido hacer descender hasta niveles sorprendentes el ruido de los rotores en helicópteros, no necesariamente originales, sino ingeniosas adaptaciones aún de modelos ya tan veteranos como el "Apache" o el "Cherokee". Por ejemplo, ¿cuántos de ustedes sabían que con el solo y expeditivo método de variar el ángulo del borde de ataque de las aspas de un helicóptero convencional puede recudirse hasta un 70 % el batifondo habitualmente provocado por el mismo?

k) Por consiguiente, debe admitirse la posibilidad de un colectivo de fenómenos interactuando entre sí -o más bien; hábilmente manipulados por alguien para que interactúen entre sí- con fines a los que apuntaremos más adelante, se transforma en una alternativa creíble a la hora de explicar este apasionante enigma.

l) En orden de comprender quiénes son los responsables, tal vez sea útil subrayar los "qué hicieron". Por ejemplo: en líneas generales, siempre se extrajeron las mismas partes del cuerpo de los animales. Esto, claramente, puede estar indicando que se desea hacer un muestreo estadístico, un método científico que puede ser común entre los extraterrestres quizás, pero de hecho, aplicando la navaja de Occam, ya lo es desde hace tiempo entre nosotros.

m) Una de las facetas de las que debemos precavernos en el análisis de esta abundante información radica en lo que yo llamo el peligro de las explicaciones parciales. Por un lado "se puede" explicar los cortes, por otro "se puede" explicar la falta de agua (?), por otro "se puede" explicar las luces, por otro "se puede" explicar la falta de predadores, por otro "se puede" explicar la falta de huellas, por otro "se puede" explicar el extraño comportamiento de los otros animales, por otro "se puede" explicar la superficie cubierta... pero no se puede integrar todas las preguntas en un único parámetro.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©