El Gea

Argentina, Brasil y EUA.
De la Triple Alianza al MERCOSUR (1870-2002) (II)

Moniz Bandeira y la comunidad sudamericana de naciones

Por Alberto J. Sosa


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Argentina, en las últimas dos décadas del siglo XIX, expandió su frontera económica y estableció un vínculo especial con el Reino Unido, de donde provenía alrededor del ochenta por ciento de la inversión extranjera radicada en el país. En esa etapa de predominio argentino (1880/1930), el país experimenta una prosperidad difícil de encontrar en países situados en la periferia de la geografía económica del mundo. El país vende granos, lanas y carnes al Reino Unido y también a otros países de Europa e importa sus manufacturas. Brasil, por su lado, vive su primer remezón institucional, con el golpe militar que instaura la I República (1889), un año después que el Emperador Pedro II aboliera la esclavitud (Ver Slave Traders). Este país produce y vende café y EUA es el principal destinatario de sus exportaciones. Ambos vecinos producen alimentos(de clima templado Argentina y de clima cálido Brasil), abasteciendo a dos grandes potencias (Reino Unido y EUA), así obtienen sus divisas. La complementariedad de sus economías allana el acercamiento bilateral, a pesar de la disputa por la hegemonía en la Cuenca del Plata y también en América del Sur.

En esta media centuria (1880/1930) Argentina es anglófila, antiestadounidense en el ámbito panamericano y en algún modo menospreciativa del resto de América Latina, ya que se consideraba a sí misma como prolongación geográfica de Europa en el Nuevo Mundo y llamada a desempeñar un rol destacado en el mismo. Así fue como en la I Conferencia Panamericana (1889/90) Argentina con la compañía de Chile saboteó el proyecto de unión aduanera hemisférico de EUA, bajo la consigna de que América es para la Humanidad (es decir para Europa y específicamente para el Reino Unido), contradiciendo el lema monroísta de América para los americanos (es decir para los EUA). Brasil, a la sazón apoyó el proyecto de Zollverein, dada su relación especial con EUA, al que utilizaba como contrapeso a la influencia británica.

La República de Brasil a partir del siglo XX percibe el rol ascendente de EUA y ello explica su acercamiento a dicho país, además de sus relaciones económico-comerciales. El Uruguay batllista tiene una conducta similar a la de su vecino septentrional, a diferencia de la Argentina que persevera en sus vínculos con la potencia imperial europea. El notable crecimiento económico de Argentina, modificó la relación de fuerzas en la Cuenca del Plata, en la que el gobierno de Buenos Aires ejercía influencia en Paraguay, en Bolivia y en Uruguay, aunque éste último también estaba ligado a Río de Janeiro. Además, a nivel militar, la balanza se inclinaba a favor de la próspera Argentina dotada de fuerzas navales y terrestres respetables.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©