El Gea

El rayo asesino ataca de nuevo (III).

Por Angel Rodríguez Montes, INT. Principado de Andorra.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Efectos físicos:

· Paro cardíaco.
· Paro respiratorio.
· Lesiones cerebrales.
· Quemaduras en la piel.
· Rotura del tímpano.
· Lesiones en la retina.
· Caída al suelo por onda expansiva.
· Caída al suelo por agarrotamiento muscular debido a una tensión de paso ligera.
· Lesiones pulmonares y óseas.
· Estrés pos-traumático.

Ilustración de una persona alcanzada indirectamente por un rayo debido a una tensión de paso.
Ilustración de una persona alcanzada indirectamente
por un rayo debido a una tensión de paso.

La causa de estos efectos físicos en el cuerpo, aparece en el instante del impacto del rayo, que genera además de efectos: Acústicos, electroquímicos, térmicos, electrodinámicos, un pulso electromagnético que varía proporcionalmente según la intensidad de la descarga de rayo. Se han medido valores superiores a 510 kA por microsegundo y la media es de 100 kA por segundo. La energía radiada viaja a la velocidad de la luz, generando paralelamente una onda expansiva de corto alcance debido al desplazamiento brusco de masa. Mientras, el pulso electromagnético se propaga radialmente a grandes distancias, afecta a su paso grandes áreas geográficas; en su trayectoria genera inducciones que se transforman en corrientes peligrosas, que circulan por todo aquello que sobresalga de tierra y en contacto con ella. La reacción genera una diferencia de potencial con descarga eléctrica a tierra superior a 15 kV, en algunos casos.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©