Los efectos de la altura en el ser humano (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Si pretendemos dedicarnos al montañismo, al trekking, al senderismo o a la exploración de regiones montañosas, es imprescindible que sepamos porqué no podemos simplemente ascender sin más a alturas superiores a 3.000 o 3.500 sobre el nivel del mar (m.s.n.m), es decir, como progresar por alta montaña.

Las consecuencias para nuestro organismo de realizar una travesía y/o escalada prácticamente ininterrumpida en o hacia estas alturas, son las siguientes:

1) - Hipoxia (falta de oxígeno).

2) - Edema (inflamación por exceso de fluidos) Pulmonar de Altitud (EPA).

3) - Edema Cerebral de Altitud (ECA).

Si no sabemos reconocer los síntomas de estas dolencias y/o tras reconocerlos no sabemos actuar en consecuencia, el resultado inevitable a corto o mediano plazo (algunas horas) será la muerte de una o alguna combinación de estas afecciones.

En la Cordillera de los Andes
En la Cordillera de los Andes.

1) - Hipoxia.

A medida que la altura aumenta, la presión atmosférica disminuye y podemos sufrir, por tanto, de hipoxia.

Como consecuencia de la menor densidad de aire, las moléculas de oxígeno (entre otra) que son las que nos interesan, se encuentran más distantes entre sí, literalmente "menos presionadas". Esto significa que aunque haya la misma cantidad de oxígeno (que la hay, 21%) en la atmósfera terrestre independientemente de la altura, en cuanto mayor sea esta, cada vez que realicemos una respiración tomaremos con el aire menos oxígeno, por encontrarse este último más "disuelto" (por decirlo de alguna forma) en el primero.

Estrictamente hablando, la menor densidad del aire no es siempre menor a mayor altitud, ya que varía también en función de la latitud. Esto es debido a que la tropósfera es más fina hacia los polos que hacia el ecuador, y también es más fina durante la estación de invierno que durante la estación de verano. Es decir, que será más difícil respirar en una montaña a igual altitud que se encuentre en los polos en invierno, que en una que se encuentre a la misma altura pero a la altura del ecuador en verano.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©