El Gea

La clausura anticipada del futuro - La "Tercera Edad" (I)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Los que viven en la denominada tercera edad, a quienes se les hace sentir tal condición aunque trabajen o estudien o se desorienten por el entorno que se les impone, se consideran útiles y necesarios, aunque no lleguen a manifestarlo.

El transcurso del tiempo, situación en la que muy pocos reflexionan, parecería imponer una sanción que la mayoría considera inevitable y, a esa inevitabilidad se le acumulan consecuencias que se consideran obvias, precisamente por quienes se consideran fuera del "circuito del túnel".

Siempre es más tranquilizador y emocionante creer en la existencia de otras vidas en cualquier nuevo rincón de alguna galaxia, lo contrario es angustiante, precisamente porque implica una revalorización de nuestros semejantes y se pondría un más fuerte acento en nuestras injusticias y en la pérdida de una vida por dolo o culpa.

El derecho positivo que aplicamos sería moralmente más cuestionable. En la avalancha informativa que nos envuelve, el conocimiento se puede llegar a presentar como la apresurada digestión de los bits y se constata que nuestro "tempo" es insuficiente para afrontar este fenómeno, por lo cual todo tiende a compartimentarse aún más, con cada vez mas cantidad de especializaciones de otras especialidades, en una alineación cuyo destino no pudo llegar aún a dibujarse.

Son cada vez más necesarios los jóvenes ultra capacitados, rápidos, incansables, súper informados y decididos que se dirigen, sin embargo, al túnel inevitable de la nueva y última experiencia. Gladiadores que tendrán un último combate, que no dejará de serlo aunque traten de evitarlo. Ese segmento, en la plenitud de su utilidad juzgada por otros, sin embargo genera las posibilidades de que los "últimos" sean cada vez más numerosos. Por lo menos, no se han organizado, ni existe entre ellos una conciencia pluralizada de su número; quizás poco les interesa, como una respuesta meditada o procesada en el inconsciente.

La comunicación ya no es bidireccional, aunque se presente el monólogo como diálogo, los resultados se identifican con lo primero.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©