Conozca a los creadores de Andinia.com

"Usted fuma, pero otros no" (II)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

1 - Preguntar a la persona que se encuentra a lado de él si le molesta que fume.

Si usted es fumador RECUERDE: usted es el que debe preguntar si molesta su actividad (ya que la misma es algo no imprescindible para la vida, y contrario a algo imprescindible como es el respirar oxigeno), NO debe esperar a que la otra persona le pida que no encienda el cigarrillo, o que lo apague.

Esto no lo debe decir cuando ya tiene el cigarrillo en la boca y el encendedor en la mano, porque está dando a entender que lo pregunta por pura cortesía, pero esperando que se le diga que sí puede fumar.

Si usted es la persona que se ve consultada, debe decir sinceramente que le molesta el humo si es así. Hacer concesiones a este respecto es mal educar a los fumadores.

Los fumadores deben aceptar que no se les permita fumar si así ocurre, y si quieren hacerlo dirigirse hacia un lugar VERDADERAMENTE apartado donde no haya personas (o personas que les moleste el humo), y fumar allí. Si se encuentra en un lugar cerrado salir del mismo será imprescindible para no faltar el respeto al no fumador.

2 - No fumar en lugares públicos donde esté prohibido hacerlo.

Otra recomendación que parece innecesaria, pero que una gran parte de los fumadores se saltan cuando ven que otros muchos hacen lo mismo. Ejemplo: en todas las estaciones de tren de España está prohibido fumar, sin embargo es casi imposible estar en una sin que alguien esté fumando a menos de unos metros de otra persona no fumadora.

Los gobiernos, por las mismas razones y los hechos descriptos más arriba, deberían en todos los casos:

1 - Prohibir el fumar en lugares públicos, tal como ha hecho recientemente y de forma innovadora el gobierno de Irlanda. Esta norma es coherente con la prohibición de fumar en todos los vuelos comerciales, por ejemplo.

Esto es algo que se cae de maduro al pensar que el humo se distribuye hacia todas partes, y es virtualmente imposible "separarlo" de los no fumadores, independientemente de que exista una "zona de no fumadores" en bares, etc. Tampoco sería lógico dividir totalmente a la gente de un lugar público entre "fumadores" y "no fumadores".





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©