Oscar Fernandez

Siete Saberes Siete Poemas (II)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En los siete saberes necesarios para la educación del futuro de Edgar Morín, se nos plantea la necesidad de ver los fenómenos actuando de forma simultánea, así veremos a las estructuras institucionales y al pensamiento coexistir de modo interdependiente. Al respecto el mismo Morín nos dice: "...este es un circulo vicioso del cual es necesario salir..." El educador del futuro debe ser flexible y además necesita reconocer que siempre será limitado, sobre todo por el tiempo y por su biología, por ello Morín reconoce la situación al decir que no cree que un educador pueda ser completamente transdisciplinario, y a su vez dice que en lo que si cree, es que a través del tema de la condición humana, podamos conectar y crear vínculos entre la cultura científica y la cultura de las ciencias humanas. Por consiguiente lo importante aquí no es crear un ser humano que se parezca a una biblioteca ambulante sino a un individuo que sepa integrar saberes y sobre todo, que sepa que hacer con ellos.

En la entidad múltiple se reconoce la necesidad de "sentirse parte de...", pero al contrario de los localismos, los regionalismos y los nacionalismos divisionistas; estos confluyen en una entidad superior o entidad terrenal que está vinculada al amor con el planeta, por que al fin y al cabo todos somos vecinos de un mismo territorio al cual llamamos planeta tierra.

Los siete saberes no son materias; son según Morín: " ...nociones muy antiguas de nuestra cultura... creo que el pensamiento complejo no debe seguir un programa determinado. Este analiza las situaciones utilizando algunos principios de pensamiento y son las personas las que pueden influir en determinados sectores y puedan hacer avanzar las mentalidades".

En definitiva, los siete saberes necesarios para la educación del futuro, buscan devolverle a los seres humanos, lo humano, (si es que algunas vez existió), lo íntimamente humano; aquella cosa que teníamos guardada en el sótano y que no sabíamos que hacer con ella; ya llegó la hora de quitarle el polvo y ponernos nuestro traje de ilusiones. No por nostalgia, no por pena o lástima. No, no. Y es que si no lo hacemos, estaremos condenados a la muerte; en otras palabras tenemos que hacerlo por supervivencia, por simple antropocentrismo, porque al fin y al cabo seguimos siendo los mismos cobardes.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©