G. Esquivel

El Deporte, las Malvinas y los Argentinos (VII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La Fuerza Aérea y la Armada dañaron seriamente al portaaviones Invencible (buque insignia de la Flota Inglesa), después que este fuera alejado al Este de la concentración de la Flota y de las Islas Malvinas por razones de seguridad antes de ser atacado por los argentinos. El ataque fue coordinado con precisión horaria, donde para el mismo se utilizaron dos (2) aviones Super Etendard de la Armada armados con dos misiles Exocet y cuatro (4) aviones Douglas A-4B de la Fuerza Aérea armado con bombas de 500 kgs. Tengo conocimiento que para llevar a cabo esa misión, los Comandantes de Operaciones Aéreas pidieron cuatro pilotos voluntarios, de modo que los pilotos esa vez no fueron ordenados, sino ellos solicitaron ser protagonistas del ataque al Portaaviones. Los ingleses nunca calcularon que serían atacados por la aviación enemiga por razones de la distancia y el peligro de emprender un largo viaje por la falta de combustible y la temible presencia de los buques británicos. Sin embargo, los argentinos lo hicieron. Como el Invencible fue separado y alejado del grueso de la flota por razones de seguridad porque la aviación argentina estaba haciendo estragos con sus buques y realmente tenían miedo no solo de que esa embarcación sea atacada, sino del factor del "que sería del consciente colectivo de la Fuerzas de Tareas Británica y el pueblo inglés al evidenciarse que el portaaviones insignia sea atacado", amén que tendría problema para el despegue de sus aeronaves. Los pilotos argentinos llegaron, haciendo silencio de radio para evitar que sus radares capten sus comunicaciones y sus aeronaves, volando a baja cota, a muy pocos metros sobre el nivel del mar, con sus parabrisas manchados de la salinidad del mar, haciendo dos (2) reabastecimientos en vuelo de ida y dos (2) de vuelta con aviones Hércules C-130 que cumplieron funciones como aviones cisternas, es decir, por medio de un tanque gigante de combustible alojado dentro del Hércules trasladaban combustible a los otros aviones de combate, conectados por medio de una manguera especial inventada para esa ocasión al igual que el tanque de combustible. El ataque fue coordinado, cuando la formación de aviones se aproximaba al objetivo, de vez en cuando los Super Etendard de la Marina se elevaban unos pocos metros activando sus radares para localizar el Portaaviones y así corregir el rumbo, algo que hicieron sin problemas para luego apagar los radares y evitar así ser localizados. En el último tramo de sus vuelos, cuando uno de los aviones se elevó por última vez y encendió su radar para ubicar la posición final del buque y comprender que sus misiles estaban al alcance del objetivo, lanzaron dos misiles Exocet al portaaviones, rompieron filas y se fueron. Detrás venían los cuatro aviones de la Fuerza Aérea, quienes se dirigieron hacia el objetivo siguiendo la estela dejada por la trayectoria del misil. Apenas lanzados ambos misiles, los sistemas de defensa de misiles ingleses se activaron y según el relato de uno de los pilotos, delante de la carlinga (cabina) de sus aviones se veía una barrera de fuego impresionante. Dos aviones explotaron en el aire como una bola color naranja por misiles enemigos y los restantes pilotos debían concentrarse en llegar a sus objetivos. Siguieron su curso sin distraerse, hasta que finalmente visualizaron la inmensa silueta del portaaviones Invencible, que parecía una ciudad. Cuando sus aviones treparon hacia arriba para no chocar contra la estructura del barco, liberaron las bombas de 500 kgs sobre la plataforma de despegue de aviones y helicópteros, sintiendo los piloto que sus aeronaves instantáneamente dieron palanca atrás a sus bastones de mandos (los mandos para dirigir el avión) y salieron a mas de 900 kms por hora, volando en zigzag para evitar que un misil los alcance, algo que no ocurrió porque el sistema de defensa quedó inutilizado. Pudieron comprobar que el un misil Exocet dio en el blanco y que al menos, una de sus bombas impactaron en la plataforma de despegue de aeronaves del portaaviones.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©