Eduardo J. Carletti

¿Por qué no insectos? (X).

Por Eduardo J. Carletti.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

No insectos

LOMBRICES DE TIERRA

Tome unas lombrices, déjelas un día encerradas en un recipiente para que purguen los desechos de sus canales alimenticios, y luego déjelas secar, muélalas y agréguelas como extra en otras comidas. Agregarán ricas proteínas a su alimento. También se puede hacer un picadillo (paté) muy bueno.

CARACOLES DE TIERRA

Los caracoles de tierra saltados en manteca, vino y ajo son excelentes. En algunas zonas (en mi jardín en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo) se pueden atrapar enormes cantidades de caracoles de tierra. Antes se los purga durante 24 horas en un recipiente con afrecho (cascarilla de trigo o salvado). Una vez cocinado como se indica arriba, se pueden volver a poner en su cáscara para servirlos o simplemente comerlos así.


CONCLUSIÓN

Los insectos (y moluscos) que se han incorporado a las recetas son sólo algunos de los incontables que se pueden probar como agregados a nuestra dieta. El único límite es la voluntad de dejar a un lado los preconceptos culturales sobre el consumo de insectos. Abra usted su mente y su boca y se sorprenderá de experimentar placer al comerlos. Gramo a gramo, los insectos nos ofrecen una fuente importante de proteínas para situaciones de supervivencia o, simplemente, agregan nuevas alternativas a nuestra dieta diaria.


Traducido, adaptado y ampliado por Eduardo J. Carletti de material de Internet, OMNI, National Geographic y el Museo Interactivo de Ciencias Naturales.

Artículo originalmente publicado en Insectos de Argentina y el mundo





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©