El Gea

Historia del Kayakismo (V).

Por Eduardo Iztueta.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Mc Gregor fue relatando sus experiencias en libros que tuvieron gran éxito entre el público, especialmente el titulado "A thousand miles in the Rob Roy canoe on rivers and lakes of Europe" y anexó una gran cantidad de adeptos entre los jovenes londinenses. Tal es así que al poco tiempo se fundó el Royal Canoe Club, primer club de kayakismo del mundo y que recibió la aprobación de la reina Victoria en 1873. El 27 de abril de 1867 se corre la primera carrera de canotaje en las aguas del Támesis, la distancia era de una milla. Se cuenta que Napoleón III, en esa época soberano de Francia, invitó a Mc Gregor para organizar una competencia durante la Exposición Universal de París. El escocés y un grupo de amigos apareció por las aguas del Sena tras haber cubierto el recorrido desde Londres a remo.

En 1880 se funda en Estados Unidos la American Canoe Association, que dado su origen americano, se inclina más a la canoa canadiense. Este tipo de embarcaciones se hace conocer en Europa en 1885 cuando se funda un club de remo en la ciudad de Bonn, Alemania, y se empiezan a realizar las la primeras competencias internacionales como la que se corre sobre el río Po, en Turín, en 1889.

En 1885 el noruego Fridtjof Nansen utilizó kayaks esquimales en su aproximación al polo norte, especialmente en el regreso donde debió sortear los espejos de agua que se formaban entre las masas de hielo

A fines del siglo XIX, Italia organiza una expedición al polo norte llamada Estrella Polar. Amadeo, Duque de Aosta, lider de la misma comentará más tarde que tuvo la ocasión de usar pequeños kayaks utilizados como trineos tirados por perros. Probablemente se haya referido a los pulkas, embarcaciones similares al kayak utilizados por los pueblos lapones que sobre la nieve eran arrastrados como trineos tirados por renos.

En el año 1900 un estudiante de arquitectura de Munich llamado Alfred Heurich construyó un modelo de kayak desmontable en madera y lona engomada al que llamó Delfín. Cinco años más tarde vendió su patente a Johann Klepper, un sastre de Rosenheim, que en poco tiempo se convirtió en un poderoso empresario fabricando kayaks desmontables con su marca ayudado en el diseño por el navegante Carl Luther. Eran livianos, fácil de desmontar y transportar, y se hicieron muy populares en Alemania, hasta tal punto que se introdujo como especialidad en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©