El Gea

El Vostok (III)

Un enorme lago subglacial en la Antártida

Por CERIDE


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Las grandes dimensiones del Vostok sugieren que pudo haber permanecido en estado líquido durante toda su historia, aún durante los cambios acontecidos en el hielo antártico, y por ende haber ofrecido oportunidades poco comunes para el desarrollo y persistencia de vida.

Basándose en estudios sobre los campos de temperatura y presión se estima que muchos de los gases disueltos en el agua, en un ambiente geoquímico singular, constituyen un desafío único para la ciencia, y brindan una oportunidad extraordinaria de descubrir nuevas formas de vida. Una prolongada preservación de microorganismos podría ser la característica común de muchos lagos subglaciales y, por lo tanto, es posible la existencia de vida en el Vostok.

Los microorganismos han estado sobre la Tierra por lo menos durante 3700 millones de años, desarrollando una increíble diversidad bioquímica, morfológica y fisiológica. Las condiciones que -se supone- existen en este lago no son tan severas como para que la vida microbiana sea imposible, y estas formas podrían haber quedado aisladas al menos durante 500 mil o 1 millón de años.

Sin embargo, el prolongado aislamiento de fuentes externas de carbono y energía solar (aunque se puede especular acerca de alguna fuente de energía geotérmica), junto con las extremas condiciones físico-químicas que se sospechan para las aguas, podrían haber impedido el desarrollo y/o preservación de ecosistemas. En realidad, los lagos subglaciales, en general, están dentro de los habitat que menos cantidad de nutrientes y de organismos tienen en todo el planeta.

Herramientas para el Vostok y el espacio

El origen del lago es una incógnita en sí misma, y los desafíos a la ciencia no son menores a los tecnológicos. Las herramientas para poder penetrar el lago y llegar hasta los sedimentos del fondo, y aun al mismo sustrato rocoso, sin contaminar el ambiente y sin introducir ningún elemento que pueda afectar el descubrimiento de nuevas formas de vida, marcan una frontera a la tecnología del Hombre en los albores del siglo XXI. El desarrollo de técnicas de esterilización, muestreo y detección de vida, a cargo de la Nasa (EE.UU.), servirá para su implementación en futuras misiones espaciales que busquen vida en otros planetas y satélites de nuestro Sistema Solar.


Extractado de: "El lago Vostok: un enorme lago subglacial en la Antártida"; por los Dres. Carlos A. Rinaldi, Sergio A. Marenssi y Rodolfo A. Del Valle, del Instituto Antártico Argentino, publicado en "Ciencia e Investigación", Tomo 53, Nro. 3 y 4 (Dic. 2000).
Selección y adaptación: Lic. Enrique Alberto Rabe -Área de Comunicación Social del Centro Regional de Investigación y Desarrollo de Santa Fe (Ceride), dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet)-.

(C) CIENCIA E INVESTIGACIÓN - CERIDE





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©