El Gea

Ingerencia de EEUU en Cuba: "Hasta la vista baby" (III).

Por Ariel Hartlich.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Luego de estas ejecuciones hubo un grupo de intelectuales y artistas que expresaron su rechazo a la pena de muerte de una manera general. Estas declaraciones, formuladas por algunos personajes progresistas, fueron utilizadas de inmediato por lo más rancio de la derecha europea y estadounidense para reforzar sus argumentos anticubanos, en momentos en que la unión europea, liderada por Aznar, se sumaba a la campaña estadounidense tendiente a aislar a Cuba.

Las declaraciones de estos artistas trajo un amplio debate en cuba, ya que en muchos casos se trata de personas consideradas amigas de la revolución. Unos hablaron de ingenuidad de estos intelectuales, que fueron usados por la derecha. Otros sostuvieron que fue oportunismo político, porque sin definirse abiertamente se acercaban de esa forma a los intereses de las grandes compañías que desde Miami y Madrid manejan el lucrativo mercado de la cultura hispanoamericana.

El domingo 12 de octubre salió publicado en el periódico cubano Juventud Rebelde un artículo del premio Nobel de literatura José Saramago, uno de los que suscribió la declaración contra la pena de muerte, con el título "Yo no he roto con Cuba". En el artículo Saramago habla de la responsabilidad que generó en él haber entrado al teatro Colón y encontrar más de 4.000 personas "solo por un libro", cuando presentó en Bs As su obra "El hombre duplicado". Bueno hubiera sido haber sentido la misma responsabilidad antes de hacer manifestaciones que pueden ser funcionales a los intereses de hombres como Bush o Aznar.

Hace unas semanas Mercedes Sosa, luego de hacer declaraciones contra la Revolución Cubana, se presentó a actuar en Miami. La Negra actuó sin inconvenientes en el país que gobierna George Bush, el hombre que firmó mientras era gobernador de Texas un centenar y medio de ejecuciones. En un país donde se condenan a determinados tipos de personas y no a determinados tipos de delitos.

El primero de mayo pasado, en el acto central que se realizó en la Plaza de la revolución el Reverendo americano Lucius Walker, habló al millón de personas que estábamos concentradas y expresó abiertamente su oposición a la pena de muerte, exhortando a las autoridades cubanas a derogar este recurso de la legislación. Fidel Castro cuando se refirió a la pena de muerte dijo que es intención de la Revolución abolirla, pero que hoy por hoy Cuba debe mantenerla como recurso de defensa frente a las agresiones que enfrenta.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©