El Gea

Episcopado colombiano y "diálogo" con narco-guerrillas: ¿solución o retroceso? (I).

Por CubDest Servicio de Difusión.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Llama la atención la insistencia de altos eclesiásticos colombianos en el "diálogo" con las crueles narco-guerrillas de inspiración castrista como la única opción para resolver el conflicto en Colombia.

El cardenal Pedro Rubiano, al mismo tiempo presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), acaba de instar a los grupos guerrilleros a entablar un "diálogo civilizado" y de alentar al gobierno del presidente Uribe a "tender una mano a la insurgencia". Poco antes, el documento final de la cumbre anual de la CEC había insistido también en el diálogo como "única alternativa" para el conflicto armado en Colombia.

Cabe observar que esta insistencia episcopal se dé en un momento en que las narco-guerrillas comunistas están a la defensiva, sufriendo serios reveses militares y enfrentando una creciente repulsa de la opinión pública. El propio monseñor Luis Augusto Castro, obispo de Tunja y miembro de la Comisión de Conciliación, reconoció el "aislamiento" en que se encuentran los guerrilleros y la "urgente" necesidad de "recuperar el terreno nacional e internacional" perdidos, para sobrevivir.

Si los guerrilleros comunistas están en tan desfavorable posición -debido a la firmeza demostrada hasta el momento por el gobierno colombiano, que no ha hecho sino cumplir con su obligación e interpretar los anhelos mayoritarios de la población- es de preguntarse si el empeño del episcopado en el "diálogo" a ultranza no contribuirá a dar oxígeno político-militar a las guerrillas, que podrían aprovechar la disminución del conflicto bélico para reagruparse y rearmarse. Si esto ocurriera, independientemente de las intenciones de los altos promotores del diálogo, Colombia y el mundo podrían presenciar el triste papel de los Pastores saliendo en auxilio de los lobos rojos, contrariando las aspiraciones y los intereses sagrados del propio rebaño. Al contrario de constituir una solución, el "diálogo" promovido por el Episcopado, podría contribuir así a un retroceso psicológico y político de esa importante nación sudamericana, eternizando el clima de guerra civil que la corroe.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©