El Gea

ALTA DENSIDAD EN SAN TELMO (VII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Así lo hizo todo. Y esperó en su PC todo los días y horas que se le ordenó, con un juego de fotocopias del Reglamento de Radiocomunicaciones de la UIT al lado, practicando su domestico y trivial código universal público del Servicio Móvil Marítimo. Eligió ese por lo simpático de las palabras "tango", foxtrox", charlie", "bravo" y los números que allí figuraban, los que combinó de una forma muy significativa y ajustados a un patrón de las palabras "Bell Ville y Clorinda" y, porque todo eso le recordaba a las viejas películas de guerra, donde los marines le ganaban a los japoneses y éstos siempre morían medio retorcidos, por ser tan malos, a contrapelo de los ganadores, que siempre caían con cierta dignidad.

2.-MARTINICA

Cifra se alojaba allí desde hacía dos días. Entonces le hicieron llegar los pasajes, los cheques de viajero, documentos, la dirección donde se alojaría en Montevideo y dos mensajes que debería remitir por correo electrónico, según los acontecimientos se le informaría si mandaba uno u otro. Uno estaba destinado a los efectos de una decisión que se tomaría respecto a un viaje de un funcionario desde Buenos Aires a Montevideo. Si el viaje no se realizaba se le encomendaría mandar el otro mensaje.

Pero Cifra no sabía de quien se trataba, ni a que llegaría a Montevideo, ni de que se trataba. Disponía de una dirección electrónica de Argentina y de los dos mensajes. Luego de emitido cualquiera de ellos debía volver, pero no de inmediato, sino mas de un mes después. Luego de mandar alguno de los e-mail debía desconectar la PC y no volver a usarla, debía "borrar" el mensaje de inmediato y devolver la PC a quien se le indicara casi antes de las siguientes 24 horas. Seguramente no vendrían a buscarla en su transitorio domicilio, ya sabía, por otras experiencias que debería dejarla en algún negocio de reparación de estos equipos.

Su trabajo era solo ese. En cualquier parte del mundo. Pero siempre debía volver a Martinica con otra documentación distinta a la del arribo. Esas idas y vueltas, terminaron por señalarlo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©