El Gea

ALTA DENSIDAD EN SAN TELMO (V)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Era mejor que se manejara con algún libro o folleto vinculado a su diaria actividad. Y así lo hizo.

Cuando el maníaco matemático ya no venía lo llamaron a la Central Nacional y le dijeron que recibiría un equipo diseñado y fabricado por un argentino -colega- que se perfeccionó en una empresa de fabricación de equipos cuya sede estaba en Nueva Jersey, EE.UU.; le entregaron algunos esquemas y le dijeron que eso serviría para ser instalado en un schelter que estaba instalado en la terraza de un edificio de Méjico y Perú, donde se asociaba a una antena de radio de 500 metros de alcance.

Un italiano, canoso y educado, le facilitaría la entrada a la terraza.

El equipo que debía conectar impediría que desde el nodo central del sistema se reconozca valide y se encamine un solo y determinado correo electrónico que desde una sola PC cercana ,pero no localizada por el propio personal, emitiría un solo mensaje un día determinado a solo otra PC que también estaba en el área de cobertura de la misma celda.( éste swich lo realizaría el nuevo equipo que el debía instalar con ese solo propósito). Esa primera PC recibiría además, desde otro sitio tampoco aún localizado solo dos e-mail, el primero de ellos era para asegurar se espere la llegada del segundo, que era demasiado esencial para el caso.

Los tres e-mail estarían seguramente codificados y él los recibiría, además en otra PC que se le suministraría, por una derivación en tiempo real que el engendro a instalar cumpliría. Según juraron sus diseñadores. Y la firma de la esquina de la Avenida Santa Fe.

Los mensajes que recibiría debía, a su vez, volver a codificarlos y con premura, para luego retransmitirlos a la dirección electrónica que ahí mismo se le indicó. En ese destino se decodificaría la última trama por él imprimida y se abocarían de inmediato al código de origen para desentrañarlo.

Le pidieron que dijera que código había elegido para su propio cifrado y dio el nombre de un libro de tapas rojas, impreso en Ginebra por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que le había llamado la atención, y dio también el número de la pagina en que estaba la información para su cifrado doméstico en el hotelito.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©