El Gea

ALTA DENSIDAD EN SAN TELMO (III)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Una semana más tarde, al regresar a su habitación, antes de ingresar y en la calle lo "levantaron" tres sujetos y se lo llevaron en una doble cabina, acostado en el piso. Llegaron a una especie de casita en un descampado, luego de casi dos horas de viaje y recibir puntapiés, lo metieron en una habitación y lo interrogaron durante dos días a puño limpio. Le preguntaron en que se ocupaba, donde estudiaba, quien era su jefe, a que se dedicaba.

También, con una cirugía muy especial de tecnología láser, le alteraron las huellas dactilares, previa dosis adecuada y medida de anestesia total, con las precauciones con que se trata a un amigo, a un igual, a un futuro topo y criollo. A "un patriota sustentable", como alguna vez dijo el Dr. Lorca.

Al final, antes de la cirugía, solo dijo que era un ex policía retirado que trabajó en la provincia de Córdoba y además, solo contó la historia que, le dijeron, era la única posible y admisible decir, incluyendo muchos detalles que se podían confirmar pero, con cierto esfuerzo y dedicación por parte de los inquisidores y sus jefes.

Lo volvieron a subir al vehículo y lo llevaron hasta la puerta de su hotel en San Telmo, donde lo dejaron en la vereda, medio atontado, a las 4,30 de la mañana. Con las manos vendadas y protegidas.

Cuando logró entrar a la habitación lo estaban esperando. Le explicaron que lo sucedido era necesario para saber hasta donde podía llegar y que 48 horas era lo suficiente para que se sepa como los demás debían proceder. Le dieron unas pastillas muy calmantes, otras desinflamantes, y se durmió vestido durante más de 16 horas. Cuando se ducho y miró en el espejo decidió que por algunos días no debía salir a la calle.

Cuando intuyó que había concluido su capacitación tuvo la sorpresa de encontrar en la habitación de su hotelito al parco - y de poco humor- Dr. Sacco, que conoció tiempo atrás en Clorinda y trato en un viaje de ida y vuelta a Brasil, hizo café y recibió un juego de su nueva documentación personal, ya con las dactilares modificadas.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©